Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 102 visitantes 19/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Entrevista con Artur Balder
Carlos Navarro Castelló

?Es una vergüenza que no le diesen el Nobel a Tolkien?

Con tan sólo 30 años, Artur ya ha alcanzado la tercera edición, en apenas 4 meses, de su libro La Piedra del Monarca. Una obra que combina con maestría la novela histórica con el género fantástico en la época de la Baja Edad Media:

1. ¿Ha sido difícil para un autor tan joven abrirse paso en el mundo de la literatura?
Sí, mucho, porque es un círculo muy cerrado a nivel de editores y de medios que lo promocionan. Y en la literatura fantástica aún es más difícil sacar adelante un libro porque es una literatura más de importación, con lo cual nos cortan un poco el paso a los españoles. De todas formas, parece que poco a poco esto va cambiando. Lo importante es que la gente no se desanime si les rechazan un libro porque el mío lo desestimaron en un primer momento varias editoriales grandes, y ahora va por los 10.000 ejemplares vendidos. El único juez supremo es el público.

2. ¿Has tenido algún ídolo, algún espejo al que mirarte para inspirarte en tus libros?
No un espejo, pero sí un ídolo: mi ídolo siempre ha sido Tolkien. Es una vergüenza que no le diesen el premio Nobel. A él le debemos la conversión del cuento de hadas tradicional en la novela fantástica contemporánea.

3. ¿Cuántos libros has escrito?
Hasta ahora tres, pero sólo se ha publicado La Piedra del Monarca. Aún así me alegro, porque se trata de publicar libros buenos o al menos lo mejor de uno mismo hasta la fecha, no de publicar por publicar.

4. Háblanos un poco de él. ¿De qué trata y por qué ambientarlo en la Baja Edad Media?
Junto a la trama me preocupaba el estilo. Quería algo que no fuese ni tan denso como El Señor de los Anillos ni tan infantil como El Hobbit, un punto intermedio. En cuanto al argumento, se trata de una trama en torno a Carlomagno (el último carolingio en la novela) en una época poco definida, en la que los francos y los merovingios (a fin de cuentas prototipos de los guerreros de Góndor de la Tierra Media de Tolkien) eran todavía pueblos semibárbaros con una fuerte herencia de la mitología germánica primitiva, que es a fin de cuentas el substrato del que brotan todas las formas simbólicas de la literatura fantástica... desde los dragones hasta los hombres-lobo, los giantes y los enanos... todo estaba ahí al principio. Es una época en la que los cultos paganos estaban muy vivos y esos cultos son los cimientos sobre los que se levanta la literatura fantástica actual, desde ?El Señor de los Anillos? hasta la saga de Harry Potter: los enanos, gigantes, semidioses y cuentacuentos, entre otros, ya estaban allí. Es un punto histórico crucial y muy adecuado para introducir un relato fantástico.

5. En cuanto al nivel del léxico y el argumento, ¿está al alcance de todos los públicos?
Sí, y eso es más complicado de lo que parece. La trama es un pulso entre un nigromante y un cuentacuentos y todo el peso de la acción cae sobre un joven herrero, llamado Curdy el Pelirrojo.

6. ¿Por qué el título de la Piedra del Monarca?
A diferencia de otros libros como Harry Potter y la Piedra Filosofal, aquí la Piedra del Monarca no es objeto de poder, sino una dimensión dentro de la cual están encerradas las simbologías y sustancias mágicas de los alquimistas. Y hasta ahí puedo decir. Como es el centro de todo, me pareció adecuado que fuese el título de la obra.

7. ¿Cómo ha sido acogido por la crítica el libro?
Muy bien porque desgraciadamente en nuestro país la literatura fantástica no es considerada ni para bien ni para mal por los sacrosantos críticos. Pero a fin de cuentas, el único crítico de la historia de la literatura ha sido el público. Tomemos el caso de Tolkien: jamás e fue concedido un premio relevante. Sus snobs compañeros de Oxford lo consideraban un chiflado y un desfasado, pero nadie tuvo en cuenta que mantuvo vivo el interés por la lectura de millones de jóvenes a través de generaciones. Eso no vale para los sacrosantos críticos. Para ellos es más importante discutir si los limones son redondos u ovalados. Eso es todo.

8. ¿Te gustaría que fuera adaptado al cine?
¡Por supuesto! Y si pudiera dirigirla, aún mejor. No lo dudaría. Además interpretaría el papel de Aurnor, cuyo rostro es prácticamente invisible...

9. ¿Cómo ves el nivel y la situación actual de la literatura valenciana?
Yo lo veo bien. Me gusta mucho la alicantina Matilde Asensi con El Último Catón y la valenciana Laura Gallego. Parece que las mujeres están más en forma que los hombres en lo que a creatividad se refiere, aunque alguna excepción hay. Yo estoy muy de parte de ellas porque siempre lo han tenido muy difícil.

10. ¿Va a haber una segunda parte de La Piedra del Monarca?
Sí, saldrá en las próximas Navidades, pero no se acabará ahí. Tengo prevista que sea una pentalogía, algo así como los Cinco Volímenes de la Historia de la Magia en diferentes edades y épocas, hasta llegar al número cinco; es decir, un total de 5 libros. Al fin y al cabo, el número mágico de los alquimistas es el 5, y su símbolo, la Quintaesencia, en a intersección de los Cuatro Elementos.

11. ¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a la literatura?
No lo decidí yo. Fue inconscientemente. Buscaba una historia, desde hacía muchos años. El primer libro que escribí lo empecé a los 14 años después de leerme El Hobbit. Yo quería más libros así en mis estanterías. Quería leer más, pero no había nada así y esa fue mi principal motivación. Nadie me cautivaba de esa manera, no solo por la historia, sino por el modo de narrarla.

12. ¿Encontraste el apoyo de tu familia?
Siempre me han apoyado, pero a fin de cuentas, ante cualquier reto o decisión importantes de la vida, siempre estamos solos ante nuestras propias decisiones. De todas formas soy bastante terco, y aunque no me hubieran apoyado lo habría hecho igual. Realmente mi obra nació por las noches, cuando no tenía nada que hacer, o se me ocurría espontáneamente, en forma de párrafos, en forma de imágenes que atrapaba torpemente en ristras de palabras, y así iba atando hilos, y con los hilos fui tejiendo la madeja de la historia. Incluso ahora se me ocurren nuevos detalles, capítulos enteros que habrá que añadir en otras ediciones.

13. ¿Esperabas cosechar el éxito que estás logrando?
No lo esperaba. Para mí ya era un éxito que empezara a publicarse en esas condiciones porque está muy bien editado, incluso con el Mapa de Aurnor, que es bastante grande, pegado a la solapa al final del libro.

14. ¿Cómo es un día cualquiera en la vida de Artur?
Sobre todo intento que me dejen leer, pero no lo suelo conseguir. Cuando me levanto desayuno fuerte, al estilo ?merovingio?, y después suelo escribir y anotar, porque por las mañanas es cuando más fresca está la mente y cuando más energía tiene: es cuando redacto. Por las noches anoto ideas que se me ocurren. Para redactar hay que estar fresco y despierto, por eso lo hago por las mañanas, mientras que por las noches surgen mejor las ideas y la imaginación trabaja más a su antojo. Supongo que es una influencia de la luz del sol (si hace buen tiempo).

15. ¿Piensas, en el futuro, cambiar el género de tus libros?
Sí, de hecho tengo en marcha una novela histórica para adultos en torno al año cero. Es una historia real y documentada sobre un germano que consiguió desafiar al Imperio Romano de Augusto. Espero que salga también en Navidad.

16. ¿Va a salir alguna edición en valenciano de La Piedra del Monarca?
Sí, saldrá en los próximos meses. Muchos colegios de la Comunidad Valenciana lo han pedido como lectura para el próximo curso.

EL PAIS ?MARTES 15 DE MARZO DE 2005

DE MORVEDRE A LOS TERRITORIOS DE TOLKIEN

EL PINTOR Y ESCRITOR ARTUR BALDER IRRUMPE EN EL GÉNERO FANTÁSTICO CON SU LIBRO ?LA PIEDRA DEL MONARCA?

FRANCESC VIADEL

El estudio de trabajo de Artur Balder ocupa los bajos de una casona del siglo XIX en el valenciano barrio de Morvedre, al norte de la ciudad. El espacio queda ocupado por algunas telas de gran dimensión volteadas contra la pared, una improvisada mesa junto a un ventanal a pie de calle llena de papeles y con un pequeño ordenador, y una estrecha cama que parece aguardar, como un atento centinela, el cansancio del que siempre duerme despierto. Con treinta y muy pocos años este alicantino tiene un largo trecho recorrido en la carrera profesional de la creación. Balder es puro entusiasmo, pero también un duro trabajador, constante, interdisciplinar, amante del método y con una formación sólida.

Su campo inicial fue el de la música. Disciplina que le llevó, tras su paso como crítico por la redacción de un importante periódico de la ciudad, hasta Munich donde puso su conocimiento al servicio ocasional de la prestigiosa revista Scherzo. Y fue precisamente Richard Wagner y su concepción del arte total los que impregnaron de magnificencia y fuerza arrolladora su pintura, dedicación muy temprana que le llevaría en 1997 a hacer sus primeras exposiciones.

El saldo de tantos años de trabajo es el de una buena cantidad de exposiciones en varias ciudades de España y Europa y un cierto prestigio entre algunos destacados coleccionistas privados que no han tenido reparo en obtener algunos de sus lienzos.

Balder, ahora, sin abandonar la paleta y al mismo tiempo que se sumerge en el cine, pelea por introducirse en el mundo de la literatura. Y lo hace con un primer libro de género fantástico, La Piedra del Monarca (The Magic Rider, Madrid, 2005), aunque hubo intentos bastantes años antes. El más sonado, a los 19 años cuando entabló contacto con Francisco Porrua, el argentino propietario de Minotauro antes de la adquisición del sello por Planeta y que por aquel entonces editaba el famoso libro de J.R.R. Tolkien El Señor de los Anillos para el mercado castellano. El editor se interesó y mucho, pero la pérdida de la editorial dio al traste con las intenciones de Balder.

En este momento, el escritor ya lleva vendidas dos ediciones de tirada discreta ?casi diez mil ejemplares- pero que han sido acogidas con entusiasmo por el público juvenil español. El libro, pues, ya ha empezado a competir en la dura carrera de la literatura fantástica, un género que bate record de lectura y de cifras entre los adolescentes de todo entre los adolescentes de todo el mundo ante el muy a menudo desagrado de buena parte de la crítica más ortodoxa, que todavía no ha terminado de digerir el impacto de este nuevo género, auténtica locura producto de la cultura popular contemporánea.

La Piedra del Monarca sitúa la acción en el año 771 d. C. justo en el momento en el que a Aurnor, un nigromante de alto rango, se le encarga forjar un arma para Carlomagno, el último carolingio, con el objetivo de convertirlo en el primer emperador de Europa. ?Es una historia?, explica Balder, ?que llevo persiguiendo mentalmente desde que leyera El Hobbit a los 15 años, una asignatura pendiente, y un cuento alquímico que habla de la fuerza, la inteligencia y la prudencia?. La Piedra del Monarca es, también, la historia de la manipulación como método para obtener el poder total. De momento, la página web en español de Eragon ya se ha fijado en Balder. Eragon no es más que el milagro de un joven de 20 años del estado de Montana que con miles de ejemplares vendidos en todo el mundo ha conseguido que su título haya estado 52 semanas en el número uno de las listas de ventas del New York Times y del Publishers Weekly .

Balder es optimista con los posibles resultados de su irrupción en la literatura y prepara nuevos ejemplares mientras ultima contactos para conseguir el lanzamiento de su primera novela a alemán, catalán e inglés. ?He recibido numerosos e-mails de jóvenes lectores de entre 12 y 14 años incluso antes de dar comienzo a la promoción del libro en toda España? afirma. ?La literatura? prosigue ?me ha descubierto un sinfín de posibilidades creativas, me hace sentir libre?.

Y es desde Morvedre que Balder fija el punto de partida de su viaje hasta los territorios de Tolkien.

El Mundo ?Jueves 17 de Marzo de 2005

ARTUR BALDER NOVELA EN ?LA PIEDRA DEL MONARCA? LA EPOCA CAROLINGIA

RAFA BURGOS

La primera novela publicada de Artur Balder, ?La Piedra del Monarca?, ha sido definida por el autor como ?un relato fantástico encerrado en un marco épico, el del intento de convertir a Carlomagno en el primer emperador de Europa tras la caída de Roma?.

Balder reconoce la influencia estilística del autor de ?El Señor de los Anillos?, J.R.R. Tolkien, en su obra, pero afirma que nunca ha intentado imitarlo. Lo que ha procurado es confeccionar ?un híbrido entre la fantasía de Tolkien y la novela histórica?, para crear una historia juvenil, pero con un tratamiento serio?. Uno de los rasgos distintivos del acercamiento al lector más joven es la edad del protagonista, ?un herrero de 12 años llamado Curdy que lleva el peso de la acción?.

Para Balder la mayor dificultad a la hora de escribir esta obra ha residido en ?saber conectar?. ?Cuando escribes para adultos, das por sentado que te van a entender?, dice, mientras que ?cuando lo haces para lectores de 12 y 14 años, cuando quieres que ellos puedan entrar, entonces tienes que buscar el párrafo mágico, conseguir que la mente cree imágenes fácilmente a partir de las palabras?.

La presencia de las sagas y leyendas nórdicas es una constante en la obra de este artista. Su última exposición pictórica en Alicante y Valencia, se inspiró en El Anillo del Nibelungo (Galería Argenta, noviembre 2002), la celebérrima tetralogía wagneriana, y su próximo proyecto literario, ya avanzado, recupera la historia del ?primer exterminador germano de la historia, Arminius?, un líder bárbaro que arrasó las legiones romanas de los emperadores Augusto y Tiberio. Esta querencia por la historia se justifica en la fuga a otras épocas ?para sentirse más libre?, ya que considera que en la actualidad el ser humano está ?atrapado en un número de identificación?. En cuanto a su posicionamiento interdisciplinar, Balder puntualiza que no ha dejado de pintar por escribir, sino que ha simultaneado el trabajo sin avisarlo. En cualquier caso, declara que trabaja ?por inspiración?, y que hace lo que le nace. Prepara proyectos para el cine, arte en el que sí apostaría por reflejar la realidad: ?Para mostrar un drama, prefiero la cámara.?

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

 

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada