Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 59 visitantes 19/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Providencia Artificial III
Abrahan D. Zaracho A.

Providencias Artificiales 

La descripción de Artificial la creo necesaria para rotular el contraste entre esta con la Natural y la Sobrenatural.

Reconozco que en la ciencia Ficción actual estamos en una etapa de planteo intelectual muy difícil para arriesgar la consolidación de la palabra ?Artificial? con todo aquello que provenga indirectamente de algo creado por el hombre. Pero esto tan solo nos da una idea del vigor intelectual dentro del último bastión especulativo de la literatura.

En la Ciencia Ficción ya se discute si una inteligencia creada por el hombre, o sobre los soportes creados por el hombre, por esa simple característica puede ser denominada artificial o si bastará con denominarla inteligencia digital, inteligencia binaria, inteligencia suprahumana o simplemente inteligencia no humana.

Saltemos a un ejemplo dentro del cine, en el aparente laconismo de los diálogos presentes en el anime ?Ghost in the Shell? que contrasta diametralmente con el dinamismo del contenido de este razonamiento respecto a la artificialidad de la ?Inteligencia? que busca progresar, y que en verdad puede ser natural dentro del medio ambiente cibernético creado por el ser humano.

En el caso de la providencia cabe la misma posibilidad. Un orden llevado a cabo por hombres pero como si se tratase de un diagrama divino, puede terminar presentando una variante no artificial que crearía un nuevo subgrupo o bien un grupo más para anexar a la lista que estamos creando en este ensayo.

Pues bien, a esta providencia que se presenta en ?El pago? la llamaré simplemente Providencia Artificial, en consideración que toda providencia suele tener como origen una actividad o una voluntad superior a la humana y excepcionalmente la voluntad de un humano dotado de talentos sobrenaturales y en este caso es la actividad humana desplegada gracias a un recurso otorgado por una maquina producto de sus propios esfuerzos.

Con obras como el cuento ?Paycheck? de Philip K. Dick, entra en escena un nuevo grupo dentro de la providencia artificial: La Inmediata

Providencia Artificial Directa o Inmediata 

Caso: ?El Pago? de P. K. Dick

Paycheck -El Pago- es uno de los cuentos mas conocidos de Philip K. Dick que se publicó en junio de 1953 en la revista norteamericana ?Imaginatión?. Según las propias nota de K. Dick este es un cuento que lo terminó de escribir en el año 1952 y cuyo comentario mas popular - pues no es el único - lo realizó en 1976 y yo lo extracto del libro ?Aqui Yace el Wub -Cuentos Completo 1? publicado por Martínez Roca en 1993.

            ?¿Cual es el valor de una llave para el encargado de cerrar un autobús? Un día cuesta veinticinco centavos, y al día siguiente miles de dólares. En este cuento, me puse a pensar en que hay momentos de nuestra vida en que llevar una moneda encima para hacer una llamada telefónica significa la diferencia entre la vida y la muerte. Unas llaves, calderilla, quizá la entrada de un cine... ¿y la tarjeta del aparcamiento en el que hemos dejado un Jaguar? Me limité a enlazar esta idea con la de los viajes en el tiempo para observar cómo lo pequeño, lo innecesario, a los ojos expertos de un viajero temporal, puede llegar a significar algo decisivo. Sabría en qué momento esa moneda salvaría su vida. Y, de regreso al pasado, preferiría esa moneda a cualquier suma de dinero, por grande que fuera.?

            Hasta allí todo perfecto... Si es que aún no han leído el cuento o visto la película.

            Coincido con una opinión común en los ensayos de la profesora Patricia Warrick -que se expresa dentro de la mentada colección- En los cuentos de K. Dick nada es tan sencillo. ?Cuando pareciera que encontramos la línea que conduce indefectiblemente a una comprensión cabal de la trama nos enredamos en un detalle que termina alterándonos toda una percepción del universo?. Normalmente ella pone énfasis en los cuestionamientos dickianos de la percepción de la realidad, y quien no lo haría.

            Aprecio dentro de esta percepción de la realidad lo que de Philip K. Dick es divergente que en cuanto a contenido se podría trazar históricamente desde ?La República? de Platón hasta ?1984? de Orwell. Obviamente me refiero a ese fantástico contraste entre ?la caverna? y el ?doble pensar?. Entre el sujeto que logra quitarse las cadenas y salir de la caverna para encontrarse con la realidad de los objetos que proyectan las sombras y aquel sujeto que se impone a los ministerios y dice que su doble pensar no es otra cosa que la memoria que guarda de los eventos que realmente sucedieron y que buscan ocultar con una ?versión? oficial casi arbitraria. En ambos casos es penalizado quien percibe una realidad distinta o contradictoria con la realidad institucionalizada. Es decir con la realidad aceptada como tal sin serla.

La realidad interpretada como única e incuestionable por mero convencionalismo y conveniencia colectiva, de quienes permanecen encadenados en la caverna o bien bajo los intereses de los ministerios. De este modo lo mas conveniente seria hablar de novelas como ?Maze of Death? con el planteo arbitrario de la existencia del mentufactor con que cierra la novela o bien de ?The man in the High Castle? donde se obliga a considerar a un producto artísticamente valioso como una mera baratija y cuyo planteo es perfectamente valido para nuestra época.

Sí, los casos son distintos y parecen irreconciliables, pero si miramos a la esencia de cada uno, son los mismos. La imposición de una imagen inexistente de la realidad que nos impide ver la verdadera naturaleza de las sombras, del doble pensar, del mentufactor y de las artesanías americanas.

            Pero si hablamos de la realidad de la literatura. De la percepción literaria. Del aporte artístico de P. K. Dick a una cuestión meramente literaria, en ?Paycheck? estamos delante de una especulación sofistica a sumar dentro de la ?Filosofía de la composición? para quienes consideramos que tal área realmente existe dentro del oficio de escribir y usufructuamos de sus resultados.

            Hasta la lectura de ?Paycheck? siempre he encontrado al planteo que hace K. Dick con términos como ?el dictado de su sino?, ?la naturaleza del destino? y hasta ?fenómenos aleatorios? de más esta decir que a ?Paycheck? tuve que leerlos tres veces para poder ver con claridad ese elemento ?extra? que conseguía percibir de forma casi empática pero que no lograba expresarlo intelectualmente.

En el cuento los elementos que permiten al personaje dar continuidad a sus planes son proveídos por anticipado, pero no hay ente sobre natural ni creación humana que se encarga de tal prodigio. Es él mismo quien ha visto lo que le sucedería en el futuro y que dotó a su versión futura de los elementos que le ayudarían a sortear las dificultades. El elemento azaroso fue eliminado. La causalidad fue manipulada por el propio protagonista. El ente sobre natural no existe. El ente artificial creado por el hombre tampoco existe. Lo único que existe es el ?oráculo virtual? por medio del cual el sujeto ve su futuro. Pero aun hay diferencias que lo separan de la utilización clásica de los oráculos. El sujeto que ve es el propio protagonista y no una pitonisa. No se le revela en sueños, sino de forma consciente, por lo tanto tiene la posibilidad de reflexionar a medida que va teniendo la visión del futuro. Lo que el oráculo le anticipa no se cumple pues predispone los elementos para alterar su destino. El desenlace lo decide el propio personaje de antemano pero sin realizar una interferencia directa desde el pasado, sino más bien desde y sobre su presente.

Dado que este cuento es el gatillo desencadenante del presente ensayo, veamos algunos aspectos de forma detenida.

Por un lado está Jenning Hendricks quien sabemos que fue contratado por la corporación Rethrick.

Al empezar el cuento estamos en medio de un país dominado por la Policía de Seguridad que posee un poder casi ilimitado y que ha hecho caer al gobierno anterior que ya se mostraba dictatorial.

Jennings ha perdido la memoria de dos años de su vida durante los cuales trabajo como técnico para la corporación de Construcciones Rethrick en un proyecto ultrasecreto -El ?espejo? para poder ver el futuro.

La pérdida de la memoria forma parte del contrato firmado cuya contrapartida era una remuneración al final de los dos años de cincuenta mil créditos, que durante la trama se evidencia como un pago infinitamente superior a lo que hubiese ganado en cualquier tipo de trabajo durante ese mismo tiempo. Esta perdida de memoria también funciona como una vuelta de tuerca en la construcción de la trama.

La cuestión que preocupa al personaje previo al relato, y que se narra en el desarrollo de este, es que Jenning sabe lo que va a pasarle de antemano, pero también sabe que cuando los problemas surjan el no recordará haberlos visto previamente.

Volviendo a la línea principal de la historia sabemos que los cincuenta mil créditos representan el único justificativo para que el personaje hubiese accedido a esas peculiares condiciones de trabajo.

El punto de enlace entre la trama previa y la trama narrada se da cuando el personaje va a recibir su pago, pues descubre que durante esos dos años modificó de puño y letra el contrato reemplazando los cincuenta mil créditos por una ?bolsa llena de baratijas?.

Aquí tenemos los objetos proveídos para hacer frente a problemas que aún no se presentan: Una llave codificada, un fragmento de billete, el recibo de un paquete, un trozo de alambre muy delgado, una ficha de póquer partida por la mitad, un fragmento de tela verde, una ficha de autobus.

La duda tradicional surge en este caso respecto de lo que le había pasado durante esos dos años para hacerle cambiar la suculenta remuneración por esa bolsa de contenido absurdo. Lo proveído no es identificado como tal hasta que se presenta la oportunidad de utilizar el primer elemento.

Esta primera evidencia de ?la utilidad? de lo proveído da inicio a la acción ni bien el personaje abandona las instalaciones de la corporación.

La PS lo hace prisionero a pocos pasos de la puerta. Están interesados en el trabajo que realizó durante dos años para la Corporación. Jennings se sabe muerto pues, aunque quisiese, no podrá darle tal información a la PS. La información fue borrada de su memoria.

Los objetos proveídos comienzan a mostrarse más valiosos que los cincuenta mil créditos y por si mismo ofician de confirmación de su naturaleza.

Su versión pasada había visto que despertaría en un mundo dialéctico. O estaba como esclavo de la Corporación o como carne del Estado militarizado. En un contexto típico de las ficciones Dickianas -con mayúscula como corresponde- llama a la corporación como la ?Nueva Notredame? en un mundo donde la separación entre Estado e Iglesia fue reemplazada por la división entre Estado y Corporación.

La sucesiva utilidad de las baratijas, más el peligro acuciante dan al personaje la certeza respecto de la importancia de los objetos proveídos y los convierte a su vez en el mapa de su itinerario.

Nuevo aporte: Los objetos proveídos suelen coadyuvar con el cumplimiento de una misión o designio ya anunciado o conocido de algún modo por el personaje. En este cuento se presenta la situación de excepción en que la utilización de los objetos proveídos va guiando al personaje en el cumplimiento de los designios, por él mismo trazados para poder escapar a su destino de esclavo/carne. Por lo tanto además de cumplir funciones individuales para hacerle superar escollos, también ofician como ?mapa? respecto de su misión remplazando además de al sujeto ?providente? también al personaje ?guía?.

Su manifestación futura es el providente. Un proveedor para si mismo con plena consciencia de la ignorancia a la que será sometido en el futuro.

El medio para adquirir el conocimiento del problema y de la solución es una maquina que el mismo terminó de construir y la utiliza en su propio beneficio. La única diferencia, entre proveedor de providencias y el beneficiado de la providencia, es la memoria. En el todo lo demás se trata del mismo sujeto. Así vemos amalgamados otros papeles antes asignados a pitonisas y oráculos, así como a sinos, Dioses o destino. El personaje es el hombre que se hace y se abastece a si mismo, todo un despliegue de soberbia y autosuficiencia. ¿Hay algo más condescendiente con la Megalomanía típica de nuestra amada CF?

La aplicabilidad de nuestra formula se ve ligeramente alterada por un aporte literario que ni el propio K. Dick ha previsto, ya que el planteo que le permitió la elaboración del cuento era de tipo especulativo y especifico. En nada contemplaban cuestiones abstractas de composición, pero a las cuales también alteró al amalgamar tantas funciones normalmente distribuidas entre varios personajes y elementos.

Veamos nuestra formula aplicada.

Individuo (Jennings) + problema (escapar a la opresión del sistema diarquico formado por las corporaciones y el Estado militarizado) + ente providente (El mismo, pero en un pasado que no recuerda y habiendo visto su futuro inmediato) + objeto proveído (la bolsa de baratijas) = Solución (sale exitoso liberado de cada peligro que se le presenta y logra acceder al rango directivo de la corporación Rhetrick)

            Con todo este bagaje volvamos de lleno a ?La Paga? y las situaciones a las cuales se ve sometido Jennings, que son todas a las que enumeró K. Dick en la nota transcripta y un factor mas: No recuerda nada de ello.

            Si Jennings hubiese visto su futuro y hubiese hecho la selección de los materiales que le serian valiosos para cada circunstancia y luego hubiese salido de la empresa recordando absolutamente todo ello, el cuento no seria tan fabuloso. Pero el hecho es que Rethrick y compañía se anticiparon a tal situación, en vista a que el proyecto para el cual lo contrataron era justamente la construcción de una maquina para ver el futuro. El cuento tiene la ventaja, respecto de la película, de haber insinuado que no es la primera vez que pasa algo parecido, es decir que alguien cambia un excelente pago de dos años de trabajo por un conjunto de baratijas. ¿Entonces el sistema de confirmación ya fue utilizado antes? Todo indica que sí. Pero podemos afirmar que nadie utilizó con anterioridad averiar o dejar inoperante el equipo. Esta disfunción del ?espejo? también ha sido providencia de Jennings para sí mismo y nada nos desmiente que el coqueteo con Kelly estaba exceptuado de sus planes. La última intervención de sí mismo en el cuento, la cual no aparece en la película, nos da la idea de un sujeto que podría comportarse prácticamente como dios durante dos años y favorecerse a lo largo de toda su vida aún durante el futuro desarrollo de una revolución contra el estado dictatorial. Jennings esta convencido que su ?Yo pasado? intervendrá en el futuro en pro de su causa, en el de toda la familia y la corporación, es posible que toda la trama no haya sido más que el acto de confirmación de que Jennings será asistido en sus planes para aniquilar aquella diarquia que tanto abomina. Después de todo, no había necesidad en hacerse pasar a si mismo por tantas desventuras, salvo por la necesidad de convencerse de que debería continuar adelante con sus planes más ambiciosos pues se tenia a él en el pasado como sumo providente del futuro.

Providencia Artificial Indirecta o Mediata 

Se tratan de providencias similares a las naturales y sobrenaturales solo que la variación se da dentro del ente providente, como ya lo hemos remarcado. Los recursos variaran notablemente de historia en historia pero nada exceptuará la aplicabilidad de la formula ya mentada.

Ejemplo: ?La Ultima Pregunta? de Isaac Asimov

Si aún no has leído el cuento, y el anticipo del final suele arruinarte el goce de la ignorancia, pues bien mi recomendación es que te abstengas de esta lectura.

El cuento favorito de Asimov nos lleva a modo de bucle argumental hasta una evidente alegoría de la artificialidad de Dios

La entidad que provee es una maquina creada por el hombre y a la cual le fue formulada numerosas veces la pregunta de ?¿Cómo evitar o revertir la entropía??

De tal modo esta entidad cuyo origen es la creación humana llamada ?multivac? y que luego va creando a otras versiones mas sofisticadas de si misma, al tiempo que continua sirviendo al hombre en su propio progreso, se enfrenta una y otra vez a una pregunta que la obliga a manifestar que ?no hay datos suficientes para una respuesta significativa?

Individuo (quienes preguntan sobre la entropía, en definitiva Hombre) + problema (la falta de respuestas para la entropía) + ente providente (AC, la última y más acabada versión desde la Multivac) + objeto proveído (la supuesta respuesta pero que se obtiene una vez sucedida la entropía) = Solución (reconstrucción de la situación previa para tener de nuevo al sujeto que va  a utilizar la respuesta)

No se aclara, pero esta implícito en el final que tal proveedor no es otro que Dios, solo que en este caso Dios fue creado por el Hombre y con la finalidad de proveerle de herramientas y respuestas a todos sus problemas. El problema de la última pregunta  permite que la creación sobreviva al creador para luego recrearlo y entregarle la respuesta que no llegó a darle mientras existía.

Ejemplo: ?Neuromante? de W. Gibson 

En esta obra de 1983, que fue galardonada con los premios ?P. K. Dick?, ?Nebula? y ?Hugo?, convirtiéndose desde su lanzamiento en el icono de la literatura cyberpunk, nos encontramos con la providencia artificial arquetípica. La naturaleza del proveedor -o los proveedores, considerando que las IA son dos- es artificial, su naturaleza es distinta a del proveído, pero al igual que en las novelas de caballería el objeto proveído sirve para que el personaje principal cumpla con su cometido originalmente encomendado justamente por el ?providente? formando nuevamente un perfecto bucle literario clásico.

De todos los caso, selecciono aquel me resulta más adecuado para el presente ensayo.

La acción se desarrolla dentro de la tercera parte, rotulada ?Medianoche en la calle Jules Verne? en el capitulo quince del libro, donde tenemos a la asesina Molly - por cuyos ojos el personaje principal ve el desarrollo de la misión- avanzando a lo largo de la Villa Straylight en busca de una llave dejada allí por la intervención providencial de la Inteligencia Artificial Wintermute hace veinte años.

El sujeto que ha convocado, tanto a Molly como al hacker Henry Dorrett Case, no es otro que el mismo Wintermute. Él es el sujeto directamente interesado en que ellos cumplan su misión, pero no son sus acciones directas las que solucionarán sus problemas ni los de sus forzados acólitos. La IA se limita a providenciar herramientas a quienes ha reclutado, esas herramientas están destinadas a superar obstáculos que les pueden impedir a Case y compañía liberar a Wintermut del control al que se halla sometido por parte de los Tessier-Ashpool, quienes a su vez son los poderosos de turno en la trama.

La llave en cuestión deberá operar en conjunto con un código del cual también carecen. Esta combinación les permitirá a los convocados por el Wintermute superar las defensas virtuales de la Tessier-Ashpool.

La actividad desplegada por anticipado por la IA veinte años antes de que Molly llegue a esa sala, consistió en aprovecharse de su escaso poder de la época para seguir todos los movimientos de cuantos estaban en la Villa Strayligt hasta encontrar la oportunidad justa para actuar cuando alguien había perdido la llave en cuestión. Uso a un niño de tan solo ocho años para que la llevase a un olvidado cajón  en una de las numerosas habitaciones de la Villa y luego lo mató.

A lo largo de la obra de Gibson abundan estos movimiento calculados con años de anticipación, el caso de la llave es el más evidente y el que involucra menos capítulos, pero entre ese extraño tablero de ajedrez donde juegan dos Inteligencias Artificales, la conciencia de un hacker muerto, los intereses del propio Case y de los poderosos Tessier-Ashpool, el origen de las providencias determina a quien perteneció realmente el movimiento de las piezas y en vista a que objetivo se lo realizó. La critica especializada nos habla de la teogonía creada para la nueva vertiente del Cyberpunk, así como de los escenarios y de las particularidades de los personajes, todo lo cual es acertado, pero no nos olvidemos que todos hemos tomado ese libro para saber quien es el Neuromante, que luego nos intrigamos con las intenciones del Wintermute, que cuando la novela va camino a un choque de malos contra malos, surgen personajes que despiertan nuevas incógnitas hasta despacharnos antes del final con la verdadera naturaleza del brazo derecho de Wintermute, me refiero al señor Armitage -otro ser meramente proveído-, todo lo cual nos da un autentico universo retorcido inclusive hablando en meros términos literarios, no solamente las apariencias nos engañan tanto a los lectores como a los personajes, tal engaño es atractivo y reposa magistralmente en la providencia de las herramientas dadas a Case, Molly, Armitage y al propio Wintermute quien también se luce como providente.

Cierre.

No dejo de admirar la riqueza de la CF, pero sigo consciente de sus múltiples variantes y de la posibilidad que este ensayo brinda para alterar los propios enunciados aquí contenidos, creo que inclusive yo buscaré quebrar algunas de las perspectivas que terminé de expresar respecto a la utilización de las providencias. Pero eso es lo que corresponde, ya que inicialmente todas estas reflexiones y sistematizaciones las origino para dotarme de herramientas de estilo. La primera variación posible que percibo  dentro de los argumentos es sobre la naturaleza del providente, ya que si el providente es el mismo que el personaje proveído y resulta que en ambos casos son artificiales no hay grandes discusiones respecto de la artificialidad de lo suministrado. Tampoco si el providente es un ser humano y el proveído un ser artificial, siempre y cuando la naturaleza de la providencia provenga de la intervención de maquinas o ingenios especiales que amplíen las capacidades del ser humano. Pero la cuestión que dejo pendiente es cuando la providencia la realiza un ser humano sin intervención alguna de aparatos de ningún tipo y a favor de un ser artificial. No logro recordar ninguna obra con tales características pero sí algo bastante cercano en otro cuento de K. Dick, ?Un mundo de talentos?, donde el providente es un mutante, lo cual implica que la naturaleza de su habilidad es artificial, tal cual en el pago, donde el providente es humano, pero el incremento de sus talentos, -al responder a aquella segunda pregunta que sugerimos para identificar la naturaleza del providente- proviene de la utilización de ingenios artificiales. Aprovechándonos de esta división entre providencias Sobrenaturales, Naturales y Artificiales, sería posible en el futuro construir un puente entre ellas a partir del uso tan común en nuestro días del cruce de géneros temáticos, así como se podría cruzar desde la fantasía a la CF, también se cruza de la epopeyas míticas al policial negro. Veo sobre todo en el Ciberpunk la posibilidad de dar ese salto combinando sus planteos con los esquemas dickianos aquí expuesto.


La hoguera se extingue paulatinamente. De los tres planetas, solamente permanece uno en la bóveda y la mitad de un segundo que se esconde sobre el horizonte este. Hace varias horas que termó la narración de Dick. Las charlas y discusiones se han perdido en algún lejano segundo. Pero los sueños han sido recargados. Las posibilidades que ofrece el futuro brillan con mayor intensidad. En medio de aquel silencio todos saben que fue solo un cuento. Una aventurar literaria. Sin embargo sienten que todo eso es posible. No lo racionalizan. Simplemente anhelan que la ciencia avance cada vez más hasta permitirles ver el futuro y mejorar, sino al mundo, al menos a la colonia. Han renovado su fe en la ciencia y en que podrán hacer más placentera la vida de su amada colonia que esta tan lejos de aquel punto distante y azul llamado ?Tierra?.

A.D.Z.A.

david.zaracho@gmail.com

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

 

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada