Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 142 visitantes 19/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



La rueda del tiempo 2. La llaga. Robert Jordan



Editorial:Timun Mas
Colección: La rueda del tiempo
Páginas:466
Cubierta:Cartoné
Traducción: Dolors Gallart
Revisión de la traducción:Mila López
ISBN: 8448033671
Otras obras del Autor/es
La rueda del tiempo I. Desde Dos Ríos
La rueda del tiempo. Nueva primavera
La gran cacería
La batalla de Falme
El pueblo del dragon
Camino a Tear
Los Portales de Piedra
El Yermo de Aiel
Cielo en llamas
La torre blanca
El Señor del caos
Los Asha`man
La corona de espadas
El camino de dagas
El corazón del invierno
Desde Dos Rios. Nueva edicion
Encrucijada en el crepúsculo
Cuchillo de sueños
Desde dos rios
La llaga
La gran cacería
La tormenta
Torres de Medianoche
Texto Contraportada


A pesar de la ayuda mágica de Moraine Sedai y de las formidables dotes guerreras del guardián Lan, Rand Al?Thor y sus amigos no han podido deshacerse de sus perseguidores. Ni siquiera el desvío a la fantasmagórica ciudad de Shadar Logoth ha logrado disuadir a los servidores del Oscuro.

Ahora están atrapados entre un ejército de trollocs y la temible amenaza de los Myrddraal. Además, el Oscuro ha enviado a Aginor, su mejor general, para asegurarse de que Rand perecerá.

A menos que Rand sea capaz de descubrir los secretos de su extraordinario destino, Aginor lo destruirá y la oscuridad triunfará para siempre.



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Estudio en escarlata Amazon

Nuestra Crítica

Continua en este volumen la historia iniciada en Desde dos Ríos y seguimos las andanzas del grupo de amigos salido de Campo de Emond perseguidos por los Trollocs y demás sirvientes del Señor de Mal, mientras que Moraine, la joven Sedai que los acompaña cada vez esta más convencida de la importancia de Rand en el devenir del mundo. En esta ocasión el grupo de amigos se divide en tres partes, durante un tercio de la novela, volviéndose a reunir para afrontar el desafío final.

La sombra de Tolkien sigue siendo una constante en esta entrega aunque, al igual que sucedía en el tomo anterior, conforme avanza la historia va cogiendo un vuelo propio, sin conseguir, eso si, liberarse nunca del peso de la obra del autor sudafricano.

Como es lógico en este segundo volumen la acción va creciendo en ritmo e intensidad, aunque la excesiva minuciosidad del autor estropee algunas escenas, cortando innecesariamente el transcurso de la acción.

Si hay algo atractivo en esta saga es la inmensidad del mundo planteado por el autor, inmensidad de la que solo se nos dan atisbos, afortunadamente por que si no, viendo lo prolijo que es el autor seria interminable solo esta primera entrega, pero que ya indica que la acción seguirá durante muchos volúmenes.

Lo que siguen sin cuajar son los personajes, en especial la figura de Rand, un alter-ego de Frodo Bolson, pero que carece de la fuerza de este, limitándose a ser un personaje junco, golpeado por las fuerzas que mueven el mundo, pero sin dar en ningún momento la sensación de controlar su destino. Algo mejor construidos están los personajes femeninos del grupo, que tiene más peso conforme avanza la historia.

En resumen un final digno, aunque tampoco como para tirar cohetes, de esta primera entrega, que anticipa lo que puede venir después y de la que debe ir librandose de la losa que supone ?El señor de los anillos?, por que si no, no se explica el éxito de la serie.
Javier Romero

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada