Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 95 visitantes 22/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Cuando los osos descubrieron el fuego. Terry Bisson



Editorial:Alianza

Colección Runas
Traduccion: Pepa Linares
ISBN: 978-84-206-8249-5
Encuadernación: Rústica
Formato: 14,5 x 22,00 cm.
Páginas: 304
PVP: 18 ?


Otras obras del Autor/es
La conspiración alejandrina
Texto Contraportada

 
Los iconos de un ordenador tienen un lío amoroso escapándose entre tareas; un paleontólogo del siglo XXI asiste a los últimos días de los neandertales; un desgraciado individuo se enamora de un sistema de reconocimiento de voz; clones de un asesino son entregados como propiedad a las familias de las víctimas...
Ingeniosos, subversivos, irónicos, los veinte relatos incluidos en este volumen abarcan varias décadas de creación de una de las voces más personales en la ciencia ficción.


Incluyen "Cuando los osos descubrieron el fuego" -premios Nebula, Hugo, Locus y Theodore Sturgeon, y nominado para el Premio Mundial de Fantasía- y "macs" -premio Locus y nominado para los premios Nebula y Hugo.



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Estudio en escarlata Amazon

Nuestra Crítica

A veces llega a nuestras manos un libro que nos hace recordar cómo nos aficionamos a esto de la ciencia ficción y la fantasía en general o, incluso, cómo llegamos a aficionarnos a la lectura. La presente antología ha tenido en mí más o menos ese efecto. Terry Bisson es uno de esos escritores como Michael Swanwick o Mike Resnick, cuyo talento se aprecia sobre todo en las distancias cortas y es, por tanto, un asiduo en publicaciones como The Magazine of Fantasy & Science Fictión, dentro de los géneros fantásticos, pero también de otras más ?mundanas? como Playboy. Los relatos que aparecen en esta antología aparecieron principalmente en esas dos revistas en los años noventa y principios del nuevo siglo y son, sin exagerar, una puerta a eso que llaman el sentido de la maravilla.



La imaginación de Bisson parece que no tiene límites, y es capaz de proponernos en veinte historias una gama muy amplia de ocurrencias chocantes que harán las delicias de los que piensan que el fantástico es principalmente una ?literatura de ideas?. Pero es que además el autor escribe tan bien que relatos en los que el tema fantástico es meramente una excusa para contarnos una historia costumbrista, tampoco dejarán intacta la conciencia del lector. Y es que Bisson consigue en muchos de sus relatos un ambiente y una conexión con nuestra mente que produce en ésta directamente las más variadas sensaciones: Inquietud, morbo, asombro. Incluso encontramos relatos que mezclan la ciencia ficción y el erotismo con el humor (casi todos aparecidos originalmente en Playboy.), una combinación que no suele ser demasiado frecuente. Y todo ello en relatos muy breves en su mayoría, aunque hay que decir que mis tres o cuatro favoritos son de los más largos del libro, y con un uso casi exclusivo (en algunos relatos totalmente) de los diálogos, que los convierte en una lectura muy ágil y amena.


Quizás por todo ello el autor acumula prácticamente todos los premios habidos y por haber. En ese sentido, destacan en esta recopilación el cuento que le da título, ganador del Hugo, el Nébula, el Asimov´s Readers, el Locus, el Science Fiction Chronicle Poll y el Theodore Sturgeon Memorial en 1991; y que fue publicado originalmente en España en el volumen ?Obras maestras: La mejor ciencia ficción del siglo XX? (Ediciones B). Además entre los veinte está también ?Macs? ganador del Nébula, el Grand Prix de L´Imaginaire, el Locus y finalista del Hugo entre los años 2000 y 2001.


Evidentemente, como toda antología, esta de Terry Bisson tiene sus altibajos, aunque ya digo que el despliegue de ideas y sensaciones inducidas por casi todos los relatos me devolvió por un momento a la lectura aquellas antologías ?Horror? publicadas por Martínez Roca o a otras tan imprescindibles como el ?Caviar? de Sturgeon, en las que casi todo era impactante y muy recomendable. Si tuviera que elegir, probablemente diría que los que más me han gustado son el ya citado ?Macs?, una historia que aborda un tema muy actual como son las víctimas del terrorismo en clave de ciencia ficción y con mucha mala leche; ?El primer fuego?: Imaginen que hay una religión en África que guarda el primer fuego, encendido por el homo erectus hace un millón de años; ?Necronautas? una historia aparecida en Playboy sobre las experiencias cercanas a la muerte y una concepción bastante morbosilla del sexo; y ?No hay muertos?, un relato muy a lo Stephen King sobre tres niños y lo que guardan en el descampado de atrás. Aunque ya digo que elegir es muy difícil, porque me dejaría en el tintero la especial manera de tratar el ciberpunk que tiene Bisson en relatos como ?La última estancia?, ?Amoríos de oficina? o ?El show de Joe?, llenos de surrealismo, humor y ropa interior de mujer; o también un tema clásico de la ciencia ficción como son las paradojas temporales en ?Palabra de boy scout? e ?Incidente en Oak Ridge?. Por no hablar de una inquietante puesta al día del mito del fantasma de la curva en ?La curva del hombre muerto?.


Como digo, una antología totalmente aconsejable en la que descubrir a uno de los mejores autores de los géneros fantásticos, prácticamente desconocido en nuestro país, y que les transportará a la época en la que se les metió el gusanillo de los marcianitos en el cuerpo.



José Antonio del Valle

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada