Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 80 visitantes 19/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Máscaras de Matar. León Arsenal



Editorial:Minotauro

Editorial Minotauro
Encuadernación: Cartone
288 pgs (15.0x23.0 cm)
ISBN: 8445075004


Otras obras del Autor/es
Galaxia nº 10
La boca del Nilo
El espejo de Salomón
Los malos años
La luz de Egipto
Texto Contraportada

Premio Minotauro 2004.

Los Seis Dedos, así es como llaman sus habitantes a las tierras situadas entre la cordillera del Bal Bartán y las grandes llanuras orientales, y nadie sabe a ciencia cierta el origen de tal nombre. Unos dicen que se debe a las seis regiones que los forman, y otros, que a los seis pueblos que los habitan, pero ambas explicaciones son, con toda seguridad, falsas.

Una gran inquietud atraviesa esos territorios, pues a oriente se ha levantado un enorme ejército dispuesto a lanzarse a sangre y fuego sobre ellos. A la cabeza marcha el Cufa Sabut, una temible máscara que ha resurgido del pasado como una pesadilla de odio y violencia.

Los tres protagonistas se ven arrastrados a esa guerra mientras tratan de cumplir la misión que les ha sido encomendada: dar muerte a la cruel bruja Tuga Tursa, culpable del más execrable de los crímenes, el incendio del santuario de Arbar y el asesinato de sus habitantes.

Acompañándolos en su viaje recorreremos el mundo de Los Seis Dedos, constituido por un mosaico de pueblos y seres fantásticos. Conoceremos su pasado y su presente, su rica organización social, su magia y su grandeza, pero también la cruda realidad de una vida marcada por una constante y feroz lucha.

En la más pura tradición de la fantasía épica, pero libre de tópicos y rutinas, ésta es una novela rebosante de magia, misterio y aventuras que difícilmente se borrarán de nuestra memoria.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

Máscaras de matar, de León Arsenal, ha resultado al final un poco decepcionante. Tiene méritos innegables: el principal es que ha construido un mundo rico, lleno de matices, muy complejo, bien estructurado. Y ése es justo el mayor de sus defectos: que el autor parece tan ansioso por mostrarnos lo mucho que ha trabajado en ese aspecto que las primeras cincuenta páginas parecen un catálogo de usos y costumbres o un manual de antropología que se hace muy muy pesado y lastran la acción.

Da la impresión de que Arsenal tenía estampas sueltas en la cabeza y las ha ensamblado alegremente, llevándose un poco de su capricho. No hay una historia claramente definida ni un hilo conductor claro. Es más, la acción salta de un personaje a otro arbitrariamente, un poco sin venir a cuento. Arsenal mezcla primera y tercera persona a su antojo, lo cual en principio sería defendible sino fuera porque la participación del narrador en primera, que al principio parece el protagonista, va decayendo hasta desaparecer. Desde cierto momento no volvemos a saber de él y su participación en la trama resulta prácticamente superflua. Esa es otra de las características de la novela: la aparición y desaparición de personajes que se van turnando en importancia sin un criterio claro. Junto a personajes memorables hay otros que están mal definidos o apenas bocetados (aprovecho este momento para resaltar una cuestión menor: León Arsenal tiene una capacidad asombrosa para dar nombres adecuados a sus personajes; es muy impresionante, pero no deja de ser una cuestión menor, claro).

Lo peor es sin duda ese descuido en el argumento, o más que en el argumento, en la urdimbre de la trama; es como si Arsenal se hubiera ido inventando la historia sobre la marcha. Hay además un par de deus ex machina que cantan la traviata.

Hay ecos muy claros de Robert E. Howard, sobre todo al principio (guerreros semidioses con hachas de doble hoja que miden dos metros veinte, peleas multitudinarias y muy sangrientas), no hay nada de humor (es una novela que se toma muy en serio a sí misma) y promete más de lo que da. El que seguramente es el mejor hallazgo, el uso de las máscaras, está muy desaprovechado. Podía haber dado pie a unas reflexiones interesantes, pero Arsenal prefiera quedarse en la superficie. Una verdadera lástima porque desperdicia una idea que daba mucho más de sí.

En el lado positivo, la novela está escrita con solvencia (tomada no en su conjunto, sino párrafo a párrafo). Me recuerda un poco el trabajo de un artesano; en fragmentos pequeños bien, pero en global queda cojo. Hay escenas que están muy bien escritas. La recreación del mundo de la novela es abrumadora (para lo bueno y para lo malo).

No estoy seguro de si recomendarlo o no. O más bien, estoy seguro de no recomendarlo, pero tampoco me gustaría desalentar a los que tienen pensado leerla. No va a cambiar la historia de la Literatura, pero tampoco es una mala obra. Yo le doy un cinco o un seis, y suelo ser bastante duro en mis valoraciones.

Txiki Palomares

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada