Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 170 visitantes 21/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Diáspora. Greg Egan



Editorial:Grupo Ajec

Título Original: DIASPORA (1997)
Traductor: PEDRO JORGE ROMERO
Diseño de Portada: ESTUDIO AJEC
Precio: 17,95 euros
Tamaño: 23x16 cm
Páginas: 320
ISBN: 978-84-96013-52-0


Otras obras del Autor/es
Oceánico
Axiomático
Luminoso
Axiomático
Zendegi
Texto Contraportada

Al borde del año 3000, la Humanidad se ha dividido ampliamente en varias trayectorias evolutivas.

Los Carnosos son los que residen principalmente en un cuerpo humano, aunque las diferencias genéticas han creado problemas de comunicación entres las diversas formas.
En las Polis, en cambio, los humanos son incorpóreos, inteligencias artificiales con consciencia propia que procrean, interactúan, crean arte e intentan desentrañar los misterios de la vida.

Y finalmente los Gleisner, robots orgánicos que usan un software de autoconsciencia.

La novela se inicia con la aparición de Yatima, un huérfano generado espontáneamente por el software de la Polis Konishi, con plena autoconsciencia.


 Pero cuando una enorme tragedia sacude a las diversas especies humanas, Yatima se embarca en una gran búsqueda de especies supervivientes a través de la galaxia para resolver el misterio.


Greg Egan, autor de ?Axiomático? o ?El Instante Aleph? nos brinda en Diáspora, reconocida por la crítica como la más sobresaliente de sus novelas, la mejor ciencia ficción que aborda inquietantes hipótesis y fascinantes especulaciones acerca de la futura evolución del ser humano.



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

A finales de los 90 empezaron a llegar a nuestro país las obras de dos escritores que llamaron mi atención sobre todo por las temáticas que trataban, que coincidían en algunos casos aunque no pasara lo mismo con la manera de abordarlas. Estoy hablando del australiano Greg Egan y del canadiense Robert J. Sawyer. Si de Sawyer se llegó a decir que era el nuevo Michael Crichton, un tanto exageradamente a mi parecer, por su manera de hacer accesibles ciertos temas como la genética, la realidad virtual, etc, con Egan nos pasaba precisamente lo contrario. Matemático por formación e informático de profesión, se decía por aquel entonces que en las novelas de Egan se podía uno tirar media hora con el piloto automático puesto, sin enterarse de nada. Sin embargo los universos creados por el autor de Perth eran tan originales y sugerentes que pronto estuvo publicada en español su llamada ?trilogía metafísica?, formada por ?Ciudad Permutación? (Ediciones B), ?El instante Aleph? (Gigamesh) y ?Cuarentena? (Gigamesh), además de varios relatos cortos editados en revistas y fanzines del género, que crearon una verdadera moda y que hoy se pueden leer en la antología ?Axiomático? (AJEC). Y de pronto se acabó Greg Egan para el aficionado español, al menos hasta que AJEC volvió a rescatarlo publicando unos años después ?Teranesia?, una novela más interesante y fácil de llevar para mi gusto, quizás precisamente porque el autor trataba de abrirse a un público menos específico, publicada originalmente después de la que hoy nos ocupa.

?Diáspora? aborda un tema que últimamente echaba de menos en la ciencia ficción actual, como es la salida del ser humano al espacio y la colonización de la galaxia y el universo entero. Quizás ello se deba a que la novela data de 1997. Además la forma en la que se nos relata es muy original: La humanidad del año 3000 se ha escindido en varias ramas entre las que están la de los carnosos o seres humanos tal cual y una serie de estados intermedios hasta llegar a las meras conciencias sintéticas que residen en las llamadas polis, viviendo en diversas formas de realidad virtual o bien interactuando con el exterior mediante todo tipo de artefactos nanotecnológicos, sondas, robots biológicos o no y una extensa parafernalia que logra mantener nuestro interés a pesar de los defectos de la novela que son los típicos de Egan.

Tras un desastre de proporciones galácticas, esta humanidad se verá obligada a colonizar el espacio y a llegar incluso a otros universos en su búsqueda de los llamados Transmutadores, unos alienígenas capaces en teoría de evitar que la catástrofe que inició la diáspora vuelva a repetirse.

Con estas premisas la novela resultaría interesante para cualquier lector aficionado a la ciencia ficción. Y he de decir que tras leerla es una buena opción y las ideas que hay en ella tienen la suficiente capacidad de asombrarle a uno como para que merezca la pena. Lo malo es que el Egan de ?Diáspora? no es aún el de ?Teranesia? y hay una gran cantidad de párrafos farragosos como el inicial sobre la formación de una personalidad sintética, que personalmente por mi formación más relacionada con la psicología y la embriología comprendí un poco mejor que el resto, o sobre todo las parrafadas sobre estrellas de neutrones, física de partículas y cosmología en general que te transportan a través de agujeros de gusano a universos de dieciséis dimensiones y que logran que el lector medio acabe con suerte intuyendo más que entendiendo de qué va la cosa. Uno llega a comprender leyendo ?Diáspora?, eso sí, que Egan fuese durante unos años el ?niño prodigio? de la revista británica Interzone, o que se le considerara el nuevo rey de la ciencia ficción por como desarrolla la idea de una humanidad totalmente sintética pero sin embargo con muchos de los mismos anhelos de los seres de carne y hueso, su forma de vivir, de viajar entre las estrellas o de enfocar la investigación científica o el paso de cantidades astronómicas de tiempo en un contexto en que la muerte prácticamente ha dejado de tener significado; lamentablemente también se acaba comprendiendo por qué los editores españoles tardaron en volver a publicar sus obras, porque muchas veces a lo largo del libro parece que estuviese escrito por una de esas conciencias artificiales incapaces de bajarse al nivel de los simples y limitados seres humanos de carne y hueso.

En definitiva ?Diáspora? es una obra a la que uno debe acercarse con mucho cuidado si no está acostumbrado a leer sobre los temas que trata, que encima son tan amplios que van desde la genética hasta la física cuántica, pasando por la psicología o la cosmología, a un nivel bastante alto. Desde luego yo no la recomendaría para alguien que se acerque al género por primera vez, aunque puede hacer las delicias de los aficionados más recalcitrantes del hard o simplemente del lector avisado de ciencia ficción.
José Antonio del Valle

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada