Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 78 visitantes 21/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Mundo espejo. William Gibson



Editorial:Minotauro

Portada: OPALWORKS    
Traducción: Marta Heras
ISBN: 8445075187 
Encuadernación: Rustica
352 pgs   (14.0x23.0 cm)


Otras obras del Autor/es
Neuromante (Bolsillo)
La máquina diferencial
Neuromante
País de espias
Texto Contraportada

Cayce Pollard, cotizada cazadora de tendencias neoyorquinas; su padre, antiguo agente de la CIA, desapareceió el 11-S. Lo único que la hace sentirse viva es el metraje: intensas escenas grabadas en vídeo y de origen desconocido que aparecen aleatoriamente colgadas en la red y han despertado auténtica pasión entre los internautas. Cuando el dueño de una agencia de publicidad le encarga descubrir quién se esconde detrás del fenómeno, Cayce emprenderá una vertiginosa aventura que la llevará a los suburbios de Londres, a Tokio y Rusia, arrastrada por una espiral de inesperados peligros, misterios y mentiras. Gibson retrata la sociedad de consumo y la tecnológica y nos sumerge en un intrigante viaje por un mundo globalizado. Un mundo espejo, en el que nos reconocemos y que sin embargo nos resulta suficientemente ajeno para pensarlo y leerlo con verdadera fascinación.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

Siguiendo la tendencia cada vez mas extendida entre los autores de ciencia-ficción William Gibson se adentra en esta su última novela en los terrenos del tecnothriller, no ya de un futuro más o menos cercano sino del mas rabioso presente y del más furioso realismo, pero no por ello dejar de tener el aroma de lo mejor de Gibson, aunque un poco diluido en sus esencias.

Gibson construye en esta novela un acerado retrato de la sociedad tecnológica que nos ha tocado vivir y llena el mundo en el que transcurre la obra, que no es sino un reflejo del nuestro, de unos personajes cautivadores, auténticos gurús de la modernidad en la mayoría de los casos, que rápidamente captan la atención y la empatía del lector y lo guían a través de una trama sencilla en apariencia, pero llena de complejidades, que harían palidecer a Le Carré, en cada una de sus escenas, hacia un final tal vez demasiado redondo pero completamente concordante con el desarrollo de la novela.

En especial merece la atención el personaje de Cayce Pollard, la cazadora de tendencias, una gurú del marketing, pero con alergia a las marcas, y es especialmente dura la descripción que hace de Tommy Hilfiger, y obsesionada con el metraje, fragmentos de video que aparecen en la red de los que se desconoce su autor o su origen, que recibe el encargo por parte de una multinacional publicitaria de encontrara al autor de estas obras de video y cuyo padre, un antiguo agente de la CIA, desapareció en la cercanías de las Torres Gemelas el 11 de septiembre. Todo un logro de construcción por parte de Gibson que dota de vida en imperfecciones a un personaje algo neurótico y obsesivo, pero que fascina en cuanto avanza la novela.

La prosa de Gibson se vuelve más florida en esta novela que en obras anteriores, pasándose a veces un poco de rosca, sobre todo en la abundancia de detalles, pero aun así su habilidad narrativa supera esos pequeños baches que tiene la obra constituyendo una novela muy entretenida a la vez que provocadora.

Para terminar, si una traducción debe ser lo más transparente posible en este caso la traductora toma un gran protagonismo llenando el texto de molestas notas a pie de página, innecesarias en su mayor parte, que hacen muy incomoda la lectura, por no mencionar el cambio de título que ha convertido el Pattern Recognition original (Reconocimiento de patrones) en Mundo Espejo.

Javier Romero

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada