Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 87 visitantes 22/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



El globo de oro. John Varley



Editorial:La Factoría de ideas
Solaris Ficción 9
ISBN: 8484212408 
Portada: Javier Pérez Calvo    
Traducción: Domingo Santos
442 páginas
Rústica con solapas
Otras obras del Autor/es
Trueno Rojo
Y mañana serán clones
Texto Contraportada

Todo el universo es un escenario, y Sparky Valentine es su actor itinerante. Se labra su camino de un planeta a otro como parte de una diversa troupe, llevando a Shakespeare (bueno, al menos una versión) a los confines del sistema solar de la Tierra. Viajará por los mundos exteriores, donde vagan miles de satélites artificiales, conglomerados de chatarra y rocas fundidos para albergar frágiles comunidades humanas. Aquí es donde Sparky trabaja, transformándose en joven o viejo, obeso o enjuto, hombre o mujer, con sólo alterar los implantes magnéticos bajo su piel.
Se trata de un equipo indispensable para un actor... y para un estafador buscado por asesinato; pues aunque Sparky Valentine tenga música en su corazón, también se ha puesto precio a su cabeza. Pero su vagar galáctico lo acerca cada vez más al hogar, a la justicia... y a la verdad de su extraña y prolongada existencia.



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

John Varley es uno de los creadores más interesantes de la ciencia ficción, y uno de los más queridos en nuestro país. Tras muchas colecciones de relatos en diversas editoriales, y el interesante pero no del todo conseguido, "Titán" - una especie de mezcla entre el Mundo del Rio, Rama y cientos de referencias más -, volvió a las novelas en la década de los 90 con dos obras muy poderosas: "Playa de Acero" y "El Globo de Oro", obras largas, llenas de anécdotas, y con referencias tan explícitas que parecen gritadas por su autor.

"El Globo de Oro" es un montón de novelas distintas dentro de una, una obra en la que se ven muchos meses de trabajo para mezclar numerosas ideas, en un resultado casi abrumador. No por ilegible: Varley tiene como gran maestro a Heinlein (al que no para de citar implícita y explícitamente en la novela), y hereda de él una gran capacidad para la gran aventura llena de avatares, romances, clases magistrales sobre la vida y muchísimo humor, con lo que no es difícil engancharse a las vivencias de Sparky Valentine. Lo que casi le pierde es el cambio de perspectivas salvaje a mitad de la novela, para volver al comienzo hacia el final, que no acaba de casar bien y hace que ciertas partes parezcan meros añadidos, o parte de otras novelas.

Comienza como una novela picaresca en grandes escenarios espaciales, con muchos personajes, mitos y leyendas, a lo Mike Resnick. En ella Varley retrata la atrayente personalidad de Valentine y todo el mundo del teatro, con referencias clásicas - Shakespeare por todos lados - gratuitas, pero divertidas. De ahí pasa a un relato puramente "hard", con inventos maravillosos y ciudades imposibles. De ahí salta a un flashback con narrativa experimental: periodística, vanguardista, segunda, tercera persona. Aquí introduce el estilo "hard boiled" más bestia de la novela negra, rellena huecos del pasado del protagonista mediante flashbacks en tercera persona, y la cosa acaba, requeteirónicamente, en una representación de "Rey Lear" que da lugar a otro teatro a lo Tennesee Williams. Es agotador, sin duda.

Pero divertidísimo. Es de aquellos libros que no paran de activar resortes intelectuales si conoces obras literarias clásicas, y si no, te suenan por haberlos visto o leído en otras obras. Hay muchas capas de metaliteratura, tantas que a veces te acabas perdiendo. Varley no se corta en nombrar a todas horas sus héroes del "antiguo siglo XX" en un presente mucho más avanzado, teóricamente. Y Shakespeare domina todas las situaciones, desde los fantasmas, la locura, hasta la traición. Lo que es mejor: si no logras coger todas esas referencias, la obra funciona perfectamente como un space opera desvergonzado, donde lo que se cuenta es más mito que narración, porque seguramente todo lo que cuenta Sparky Valentine es mentira, con añadidos interesantes como reflexiones sobre los niños prodigio, el egocentrismo del mundo teatral o la sociología tan curiosa que tiene Varley en su universo. El universo es un escenario, Valentine cambia de papel dentro y fuera del escenario como de camisa, y los lectores nos quedamos fascinados con él. Pero la verdad, le falta un algo para llegar a ser un libro redondo, no sé si más páginas o menos; aún así, un libro valiente y muy recomendable, digno de múltiples relecturas.

Carlos Jürschik

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada