Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 129 visitantes 18/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



General traidor. Dan Abnett



Editorial:Timun Mas
Colección: Warhammer 40000
Serie: Los olvidados 1
Formato: 14 x 22,5
Encuadernación: rústica con solapas
ISBN: 84-480-3417-1
Páginas: 352
Fecha: 22.11.05
Otras obras del Autor/es
Plata Pura
Santa Sabbat mártir
Ravenor
La maldición del demonio
La última orden
Horus, Señor de la Guerra
La cruzada de los Mundos de Sabbat
Tormenta de sangre
Eisenhorn
La armadura del desprecio
Devorador de almas
La espada de disformidad
Los fantasmas de Gaunt: La Fundación
La cruzada de los malditos
El señor de la destrucción
Sólo en la muerte
Legión
Cargamento maldito
Los Fantasmas de Gaunt II: La Santa
Los Hermanos de la Serpiente
Pacto sangriento
Ómnibus Las crónicas de Malus Darkblade
Ómnibus Las crónicas de Malus Darkblade. Volumen II.
Prospero en llamas
El regreso de Ravenor
Trueno y Acero
Ravenor fugitivo
La batalla de Calth
Planeta 86
Texto Contraportada

Mientras el destino de la campaña para recuperar los Mundos de Sabbat pende de un hilo, el éxito de la cruzada imperial está en manos de un oficial de estado mayor que ha sido capturado por las siniestras fuerzas del Caos.
El comisario coronel Ibram Gaunt dirige un grupo de ataque hasta las líneas enemigas para localizar el paradero de un oficial imperial prisionero que posee conocimientos estratégicos de los planes de batalla del señor de la guerra Macaroth. La misión es muy simple: impedir que revele sus secretos al enemigo. al precio que sea. Gaunt y su grupo, con las vidas en juego, son la clave de una misión que los llevará a la muerte o a la gloria.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

El coronel-comisario Ibram Gaunt, al mando del Primero y Único de Tanith ?conocido como los Fantasmas-, ha luchado a lo largo y ancho de los mundos de Sabbat, en la cruzada que lleva su nombre y que ha durado más de veinte años estándar. Sus órdenes les han llevado de un extremo a otro del conflicto, han luchado hombro con hombro con nativos de cientos de mundos, han perdido camaradas por el camino y han ganado nuevos compañeros de armas. Se han granjeado la enemistad de buena parte de oficiales del Archienemigo, han asesinado a magísteres del Caos, desbaratado planes que podían haber comprometido seriamente el progreso de la Cruzada, y se han labrado una reputación más que merecida. Incluso les ha dado tiempo a enemistarse con altos mandos de su propio ejército.

Es el caso de Noches Sturm.

Sturm, comandante en jefe de los Sangreazul de Volpone durante la defensa de la colonia Vervuhn, intentó desertar del frente y huir ante el imparable avance de las oleadas del Caos. Atrapado por Gaunt y sus hombres, se le concedió el poco frecuente honor del suicidio, frente a la ejecución sumaria que prescribe el Instrumento de Orden, el código de comportamiento del Comisariado. Sturm intentó matar a Gaunt en cuanto le hubo entregado el arma, siendo reducido por éste -quien llegó a cortarle una mano durante la refriega- y puesto a disposición de sus superiores.

El general Noches Sturm fue enviado a la retaguardia, en espera de juicio, y se le colocó un cierre mental. Desafortunadamente, la nave donde viajaba fue abordada por el enemigo. Y para colmo de males, Sturm fue identificado y conducido a Gereon, un mundo conquistado por el caos, donde el Archienemigo intentará desbloquear el cierre mental y apoderarse de la vital información que Sturm lleva en la cabeza.

En este contexto, un comando de élite de los Fantasmas arriba a Gereon clandestinamente para ejecutar a Sturm antes de que tenga la oportunidad de librarse del cierre mental. Pero las cosas nunca son tan fáciles como parecen, y menos allá donde el Caos reina por completo.

Gaunt y sus hombres deberán enfrentarse al recelo de la resistencia de Gereon, que desconfía de ellos, pero al mismo tiempo les reprocha que no vayan a ayudarles a reconquistar el planeta. Además, la exposición al Caos va cambiando lentamente el carácter y la personalidad de los Fantasmas, haciendo aflorar sus peores instintos en un momento en el que no pueden permitirse ni un solo error.

Abnett vuelve a deleitarnos con una construcción de personajes deliciosa, si bien este volumen es sustancialmente menor a libros anteriores como Santa Sabbat Martir. La acción parece avanzar poco a poco, y no está tan bien resuelta como cabría esperar por parte del autor. Por no hablar de ciertos detalles completamente fuera de lugar, como que un puñado de guardias imperiales cansados, andrajosos y medio contaminados por el Caos sean capaces de acabar con una escuadra de marines del Caos al mando de un sargento veterano. Son estos detalles los que hacen que el libro no termine de cuajar.

El desarrollo de personajes como Sturm, o su protector, un demonio del Caos, tampoco son lo que deberían ser. Cambios de personalidad sin justificar, lealtades traicionadas sin un motivo, y montones de personajes apenas esbozados y eliminados con la misma premura.

Nos encontramos ante un Abnett menor, no tan brillante como en las anteriores entregas, pero que aún así es superior a la media de las franquicias actuales. Si bien no está a la altura de sus anteriores volúmenes, General Traidor es un libro más que aceptable.

Alberto Mut

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada