Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 70 visitantes 22/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Hijos de la mente. Orson Scott Card



Editorial:Ediciones B

Colección: Byblos (Num. 162-5)
ISBN: 84-666-1771-X
Fecha de edición: 06-2005
Encuadernacion: Bolsillo rústica
438 páginas


Otras obras del Autor/es
El juego de Ender
La sombra de Ender
La voz de los muertos
Ender el Xenocida
Esperanza del venado
La sombra del Hegemon
Marionetas de la sombra
Calle de mágia
Obras maestras. La mejor ciencia ficción del siglo XX
Maestro Cantor
El cuerpo de la casa
Lovelock
Pathfinder
La puerta oculta
Vigilantes del pasado
Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía.
Texto Contraportada

Lusitania es único en la galaxia, un planeta donde coexisten tres especies inteligentes: los pequeninos, los humanos y la Reina Colmena y sus insectores. El planeta ha sido condenado por el Consejo Estelar a causa de la descolada, el virus letal para los humanos e imprescindible para la biología de los pequeninos. Gracias a que Jane, la inteligencia artificial aliada de Ender, ha hecho posible un misterioso viaje
más allá del universo, Ender ha creado dos nuevos seres, verdaderos «hijos de la mente» de Ender, que se unen a él en la difícil lucha por salvar Lusitania.
Una especulación sobre el ser y la conciencia que no rehúye reflexionar sobre la religión, la política y el poder.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada