Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 64 visitantes 23/10/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



La frontera del norte. Felix W. Kres



Editorial:Bibliópolis
Col. Bibliópolis Fantástica nº 38
El Códice Absoluto, Libro I
Título original: Pólnocna granica
Traductoras: Gala Arias Rubio y Ana Sánchez Gil
Ilustración de cubierta: Stephen Youll
Diseño de cubierta: Alejandro Terán
Diseño de colección: Alberto Cairo
256 págs., 17,95 euros
ISBN: 84-96173-42-9
Texto Contraportada

Son los mejores guerreros del mundo, y ahora podrán demostrarlo.


La Legión de Armekt tiene encomendada la defensa de la Frontera del Norte, la región septentrional donde la influencia de los reinos del sur choca con las fuerzas de Aler. Ravat, centurión al mando de la caballería de la plaza de Erva, sabe que es un trabajo duro pero necesario: de las tierras de Aler emergen de cuando en cuando bandas de guerreros plateados o, en el peor de los casos, jaurías de fieras doradas que asaltan las aldeas de los colonos. Las disciplinadas tropas de la Legión acaban fácilmente con estas incursiones... Pero ahora las fronteras parecen moverse súbitamente: de la comandancia les llega la orden de abandonar todas las posiciones, y Ravat, atrapado con un puñado de legionarios en terreno hostil, observa con pavor cómo un ejército gigantesco de monstruosos guerreros de Aler avanza por la estepa con un propósito desconocido. Su salvación está en manos de Tereza, la muy capaz oficial de Erva... y su peor rival.


Feliks W. Kres, considerado "el George R.R. Martin polaco", da inicio aquí a su más impresionante obra, un ciclo de novelas autoconclusivas que despliegan ante el lector toda la riqueza, pasiones y aventuras de un mundo inolvidable.



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Estudio en escarlata Amazon

Nuestra Crítica

El continente de Sherer se encuentra en guerra. La frontera norte es el territorio más conflictivo. Cada uno de los dos reinos que lo habitan fue bendecido por un dios distinto. Mientras que los seguidores de Shern fueron dotados de equilibrio y entendimiento del entorno; los Aler, fueron creados para luchar. El límite de sendos reinos viene marcado por las líneas del cielo. Unas líneas que benefician a los habitantes nativos pero produce estragos en los habitantes del otro reino que se adentran. Mientras que los Aler dejan de tener su ventaja regeneradora y envejecen más rápido, los de Shern caen en una desesperación y tristeza crónica.

Dos oficiales de caballería de Shern son los protagonistas de esta interesante novela. Dos soldados competitivos que luchan por prevalecer sobre el otro. Un enfrentamiento que les hace ser los dos mejores de todo el reino durante una guerra donde, a la mínima oportunidad, el sadismo hace su aparición. Violaciones, torturas, masacres, asesinatos... una retahíla de acciones asumidas por ambas partes. La crudeza no pertenece a las batallas en exclusiva sino en cualquier momento de su vida. Un ejemplo de esto es el trato que reciben las mujeres dentro de un ejército totalmente machista. Un organismo donde los superiores, a menos que sean mujeres, no se preocupan por ellas salvo para que puedan pelear en condiciones como arqueras o mensajeras. Tanto Ravat, por la parte masculina, como Teraza, mujer y oficial, nos lo muestran con bastante crudeza y nos indican de donde viene parte de su rivalidad. Un enfrentamiento que afecta a todos los que se encuentran a su alrededor, incluyendo los gatos. Los felinos, dotados de entendimiento gracias a Shern, no se dejan controlar por nadie ni siquiera dentro del ejército. Unos seres independientes, indisciplinados y desvergonzados que no dejan de dar un punto cómico en la rigidez que nos muestra la novela.

Personajes muy humanos carentes de cualquier intención por convertirse en héroes. Todos poseen sus pasiones, miedos, defectos y virtudes. Una novela autoconclusiva y muy imaginativa, que nos muestra temas cotidianos de la sociedad y su mentalidad como puede ser el racismo, la competitividad, el aborto o la desesperación ante situaciones que no entendemos.

Un punto a destacar de la obra son las batallas y las patrullas por parte de las tropas. Circunstancias que pueden generar, en algunos momentos, una lectura algo repetitiva y monótona pese a la fluidez que posee.
Manuel Colmenero
Nos llega de la mano de Bibliópolis esta novela del autor polaco Felix W. Kres con la vitola de ser el George R.R. Martín polaco, y al verdad es que no les encuentro mucho parecido salvo en el realismo de las batallas. Cone sto no quiero decir que Kres sea un mal autor, al reves estamos ante una novela que se lee del tirón y que dejará más que satisfecho al lector, pero que no se parece en nada a la saga del autor norteamericano.
En esta novela, que senos dice que es la primera de la serie El Códice Absoluto, aunque revisando la información de la solapa del libro descubrimos que fue la segunda en ser escrita, nos encontramos con una situación de frontera, tan del gusto del género aventurero o militar, ya sea dentro de la fantasía, la ciencia ficción, la novela bélica o el western. Por que esta novela, que narra el enfrentamiento fronterizo entre dos zonas habitadas por razas muy disntas entre si, por un lado una civilización humana en la que los gatos tambien son inteligentes, y por otro lado la zona norte habitadas por dos tipos de criaturas, plateados, más humanoides,  y dorados, mucho más salvajes, que recuerdan en algún modo a los orcos, tiene muchos puntos en comun con esos western que tan magistralmente dirigiera John Ford sobre el séptimo de caballeria. El personaje protagonista recuerda, sobre todo en la primera parte de la novela, a ese veterano oficial de la caballería que marcha a una expedición contra los indios acompañado de jovencitos orgullosos e inexpertos.
Uno de los puntos fuertes es el realismo con el que esta tratado todo lo relativo a la organización militar y la crudeza con la que se nos muestran las distintas batallas, de forma que el lector se siente transportado al centro de la lucha como si fuese un soldado más. Tal vez en los primeros capítulos se abusa demasiado de las explicaciones tácticas y ténicas de la organización militar, pero una vez que se producen las primeras escaramuzas ese lastre se suelta y ya no aparece más en la novela.
Pero la novela no se queda solo en las batallas, tenemos además a unos personajes bien construidos, que aunque son arquetipos de los militares que todos conocemos por lecturas o películas, estan habilmente manejados para que el lector vaya cogiendoles cariño y entendiendo sus motivaciones y formas de comportarse.
En lo que se queda un poco corta la novela es en la trama en sí, ya que se apuntan muchas cosas de ese mundo que no se desarrollan, quedandonos con las ganas de saber más, pero eso es algo que se resolverá en la siguientes entregas de la serie, al menos eso espero, ya que en esta ocasión la acción supera con mucho a la historia.
Lo que no me ha acabado de gustar es el desenlace de la novela, pero más por motivos ideológicos que estilísticos. Eso del que el "único indio bueno es el indio muerto" me ha  sacado fuera de la historía, pero claro, eso es algo muy personal. Seguro que hay lectores que están completamente de acuerdo con el planteamiento de la historia.
Con todo estamos ante una novela muy entretenida, que se lee de un sentada y que deja con ganas de seguir descubriendo más sobre el universo que nos plantea este autor polaco, que ni bien no esta al nivel de Sapkowski, lo cierto es que tampoco esta nada mal.
Javier Romero

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada