Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 97 visitantes 23/1/2018
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



El último guadián de Everness. John C. Wright



Editorial:Berenice
Tamaño: 23x15 cm.
Nº de páginas: 368
Rústica
ISBN: 84-935047-0-X
Edición: 1ª Junio de 2006
Otras obras del Autor/es
La edad de Oro
Fénix exultante
La trascendencia dorada
Las nieblas de Everness
Texto Contraportada

Hace miles de años, a los llamados guardianes se les  encomendó la responsabilidad de esperar el advenimiento del Enemigo inmortal de los dioses y los hombres, y dar la voz de alarma llegado el momento.
Pero con el paso de las generaciones, los mortales han olvidado esta encomienda, y ya sólo el joven Galen, el último de los guardianes, sigue creyendo en la magia y en sus peligros. Un día, Galen tiene un sueño premonitorio en el que ve al fin la llegada de las fuerzas del gran Enemigo. Según las antiguas instrucciones el guardián debe hacer sonar el cuerno de plata custodiado desde hace siglos para despertar a los Paladines durmientes y dar la señal de inicio de la batalla definitiva, la que hará que la vieja Tierra sea destruida para que una nueva ocupe su lugar.
Sin embargo Galen no quiere ni pensar en destruir la Tierra. Su idea es entrar a hurtadillas en la habitación donde se guardan los talismanes de los Paladines durmientes, «Una medianoche de mediados de verano, en una inalterable y antigua casa de la costa, en el año en que ya no era un niño y todavía no era un hombre, Galen Guardapasos escuchó el lento tañido de la campana del mar en la lejanía?


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Amazon

Nuestra Crítica


La editorial Berenice ha realizado un amplio desplliegue para el lanzamiento de esta novela de John C. Wright que abre la duología La guerra de lossueños y que constituye el intento del autor estadounidense de trasladar la formula que tan exitosamente había empleado con la trilogía de La edadde oro al campo de la fantasía, aunque en realidad es al revés ya que esta novela esta escrita antes.
La trama de la novela va complicandose conforme avanzan las páginas, pues lo que aparentemente comienza como la aventura de un joven, el último guardian de everness, para frenar el avance de la oscuridad, un inicio que recuerda mucho al de La edad de oro, se ve entrelazado y complicado con la aparicion en escena de un matrimonio en el que el marido lleva a cabo un pacto para salvar la vida de su esposa Wendy. Al final entre los tres deben hacer frente a las fuerzas de la oscuridad en la casa familiar del joven en un asedio final lleno de emoción y buen hacer narrativo.
Toda la acción trascurre en diversos planos, en un mundo en el que los sueños y la realidad entran en contacto con una narración trufada de referencias a toda la tradición de la literatura fantástica, desde la antigua Grecia a los clásicos modernos. Referencias integradas de una forma natural y sin forzar que se enriquezen mutuamente para construir un mundo mágico y feérico de gran atractivo.
La prosa de Wright es tremendamente eficaz y consigue introducir al lector en su imaginario llevandole a integrarse con la hsitoria, aunque a veces abusa demasiado de las casualidades y sobre todo de la apricion de artectactos y conociemientos que salvan a los protagoonistas en el último momento, lo que deja una sensación de juego con el lector, no del todo agradable, pero se compensa conel ritmo y la intensidad que de las que dota el autor a la historia.
La novela, que como hemos comentado antes es parte de una duología, tiene un fianl totalmente climático que deja enganchado al lector a la espera de la segunda parte, que al menos yo, no pienso perdermela.
Javier Romero

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Volver a la portada