Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 84 visitantes 21/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



El grial de Hierro. Robert Holdstock



Editorial:Timun Mas
Formato: 15,5 x 23 cm
Encuadernación: cartoné
Colección: El Códice de Merlín 2
ISBN: 84-480-3959-0


Otras obras del Autor/es
Bosque Mitago
Texto Contraportada

El primero es un hombre que te necesita y te utilizará. Te debilitará peligrosamente. El segundo es un hombre al que traicionaste, aunque no creías hacerlo. Quiere matarte y puede conseguirlo con facilidad. El tercero es un barco que es más que un simple barco. Se acongoja y medita con tristeza. Está podrido por dentro. Te llevará a la tumba.


Con estas tres advertencias se encontró Merlín cuando regresó a Alba, la futura Inglaterra , y se dirigió a la abandonada fortaleza de Taurovinda, la colina del Toro Blanco. No es el único que emprende este viaje: Urtha, Rey Supremo de los cornovidi, regresa a la patria para reconquistar su fortaleza. Y Jasón va hacia la isla en busca de su hijo Kinos, el Pequeño Soñador , oculto en algún lugar del reino céltico. Navega en el Argo , resucitado después de siete siglos.


El grial de hierro es el segundo volumen de la serie iniciada con Celtika , obra galardonada con el Grand Prix de l'Imaginaire. Robert Holdstock entrelaza mito e historia en un fabuloso relato de honor, muerte y magia en el que se encontramos al mítico Jasón, a Urtha y sus vengativos hijos, a Niiv, la hechicera del norte, y al hijo de Jasón. En el centro de la trama, recorriendo su camino interminable, está Merlín, un mago curioso y temerario aunque ajeno a un pasado que pugna por atraparlo.


AUTOR
Robert Holdstock pasó los años de la infancia entre las inhóspitas marismas de Romney y los tupidos bosques del centro de Kentish. Después de varios años de investigación en el campo de la veterinaria, en 1975 se dedicó en exclusiva a escribir ciencia ficción y relatos fantásticos. Vive en Londres, pero siempre que puede se escapa al bosque.


Su obra Mythago Wood ganó el World Fantasy Award (Premio mundial de Relatos Fantásticos) y Lavondyss, el Premio BSFA.



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

Conocido por todos gracias a dos piezas narrativas cuanto menos curiosas, Lavondyss y el famoso Bosque Mitago, Robert Holdstock se embarca en este ciclo, denominado El Códice de Merlín, con un espíritu creador en cierta manera deudor del estilo de esas dos primeras obras. Me refiero por un lado al sentir contextual acerca del espacio mítico formado por los bosques y relativos, que suponemos de importancia gestacional para el universo narrativo del autor, mientras que por otro tercio es evidente el talante de diversión, procaz en >ocasiones, en tanto al juego con los mitos, sus devenires, mecánicas y metodologías, siempre empapado en un lúdico hálito de mezcolanza carente en su mayor parte de hostiles y deleznables pretensiones.

Así pues, en El grial de hierro continua parte de la historia esbozada en Celtika, esto es, los avatares de un Merlín que arrastra poderosas concomitancias con el Judío errante, en un camino inacabable por entre las brumas del pasado legendario, en un tiempo muy anterior al que ubicará las leyendas de los ciclos artúricos. Este planteamiento sirve bien a Holdstock para emplear la figura del famoso hechicero como piedra de toque en el desarrollo de una suerte de coreografía mitográfica, en la que bailan sin pudor los mitos griegos, encarnados en las historias referentes al viaje de Jasón y los argonautas, así como parte de los ciclos míticos celtas e irlandeses, todo ello encauzado bajo el sentir de lo mágico, umbrío y pleno de enfoque sobrenatural que suele impregnar lo referente a la Britania artúrica. Esta coctelera mítica bien podría conducir a un despropósito de proporciones cósmicas, sin embargo el autor demuestra conocer bien los elementos que emplea, sean de importancia argumental o como mero apuntalamiento de la trama, y de resultas a tal acicate paritorio el producto final no desmerece el ejercicio imaginativo empleado.

En esta ocasión la historia bascula acerca de la llegada a la isla de Alba de Jasón, capitaneando de nuevo el Argo, en una búsqueda obsesiva de uno de sus hijos, ocultado allí por la hechicera Medea tras huir, siglos atrás, del reino de Yolco. Así es, para Holdstock la famosa sacerdotisa de la Cólquida no asesino a sus propios hijos para vengarse de la infidelidad de Jasón, sino que, gracias a un poder mágico paralelo al de Merlín, los llevo lejos de su padre en el tiempo y el espacio, hasta un territorio lindante con el mundo espectral y el onírico, en el que las leyes temporales se hallan sometidas al influjo de la magia y los caprichos de los dioses, la denominada Tierra de fantasmas.

Y ahí es donde entra el verdadero punto fuerte del libro, de esta saga que Robert Holdstock pergeña con innegable oficio. La ambientación, las imágenes visuales que se trasmiten al progresar la trama, el sentir abstracto en torno a los bosques umbríos, a las hechicerías antiguas, al devenir de lo sobrenatural en un ámbito de cotidianeidad, la sensación de proximidad a ámbitos paralelos de existencia, proximidades alucinatorias, oníricas, casi surreales o lisérgicas, todo ello conforma, sin duda, lo mejor de esta novela.

Es cierto, podemos decir que el ritmo narrativo no siempre se encuentra bien graduado, que los personajes pueden resultar de construcción endeble, algo manifiesto en ciertas partes de la historia, y que en muchas ocasiones la trama puede resultar confusa a base de connivencias argumentales hilvanadas a la fuerza, pero bajo mi punto de vista, El grial de hierro conforma una historia más que entretenida. A decir verdad, aunque sólo sea por su gran poder evocador, encauzado en solventes y lúdicos ejercicios de cohabitación mitológica, merece la pena.



J.F. Pastor Paris

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada