Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 146 visitantes 18/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Kafka en la orilla. Haruki Murakami



Editorial:Tusquets
Col. Andanzas
Trad: Lourdes Porta
ISBN: 8483103567
584 pags.
24?
Otras obras del Autor/es
Tokio blues: Norwegian woods
Al sur de la frontera, al oeste del sol
Sauce ciego, mujer dormida
Sputnik, mi amor
La caza del carnero salvaje
Baila, baila, baila
Texto Contraportada

Kafka Tamura se va de casa el día en que cumple quince años. La razón, si es que la hay, son las malas relaciones con su padre, un escultor famoso convencido de que su hijo habrá de repetir el aciago sino del Edipo de la tragedia clásica, y la sensación de vacío producida por la ausencia de su madre y su hermana, a quienes apenas recuerda porque también se marcharon de casa cuando era muy pequeño. El azar, o el destino, le llevarán al sur del país, a Takamatsu, donde encontrará refugio en una peculiar biblioteca y conocerá a una misteriosa mujer mayor, tan mayor que podría ser su madre, llamada Saeki.
Si sobre la vida de Kafka se cierne la tragedia ?en el sentido clásico?, sobre la de Satoru Nakata ya se ha abatido ?en el sentido real?: de niño, durante la segunda guerra mundial, sufrió un extraño accidente que lo marcaría de por vida.

Como en el mejor Murakami, pasado y presente, sueño y vigilia, se funden y solapan creando una atmósfera en la que resulta difícil discernir deseo y pesadilla.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Estudio en escarlata Amazon

Nuestra Crítica

A veces una novela consigue atrapar al lector de tal forma que consigue que este admita  sin pestañear situaciones absolutamente imposibles, e incluso ilógicas, y este es el caso de este "Kafka en la orilla" donde la habilidad de Murakami hace que uno se vea arrastrado por una sucesión de acontecimientos y acompañe a un conjunto de personajes en un viaje que,  como se dice en uno de los párrafos de la novela:
"En estos diez días me han pasado tantas cosas raras como para llenar toda una vida. Ha sido igual que hacer un viaje de pruebas en una montaña rusa de las largas"
Por que eso es "Kafka.., una novela de personajes inolvidables en la que la trama, con ser interesante, queda a un lado para centrarse en las relaciones entre los habitantes del mundo en el que se desarrolla la historia. Murakami consigue crear unos tipos muy carnales, llenos de vida y capaces de sorprender a lector con sus actor y reflexiones. Por cierto, aunque es una novela japonesa, y uno de cultura japonesa no pasa de lo aprendido en la películas de Kurosawa o la bitácora de Kirai, se entiende todo lo que pasa, por un lado gracias a la labor de la traductora que intenta aclarar cualquier cosa muy específica, y por otro lado a que Murakami también tienen una gran cantidad de referencias occidentales que jalonan las páginas de la novela contribuyendo así a superar la barrera cultural que pudiera presentar la novela para el lector occidental. Pero no por eso la novela no deja de ser profundamente japonesa, pues solo en ese país podría transcurrir esta historia de seres solitarios arrastrados por las mareas del destino.
A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. Esta tormenta, en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes hacer es resignarte, meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir atravesándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta.

Pero como no solo de buenos personajes vive el lector, la historia es muy interesante. Kafka Tamura, huye de casa de su padre el día que cumple 15 años, sin que sepamos en principio por qué, y tras un viaje da un una solitaria biblioteca, uno de esos lugares que todos los lectores soñamos, donde se aposentará. Por otro lado  un anciano, Nakata,  que en la  Segunda Guerra mundial sufrió un extraño accidente, y que tiene la capacidad de  hablar con los gatos, se ve forzado a un viaje hacia el sur en busca de algo que aun no sabe que es. Las dos historias están predestinadas a entrelazarse y a ambos protagonistas le acompañan una serie de personajes, de entre los que destacan Oshima el bibliotecario que acoge al joven y Hoshino, un camionero y el personaje más "normal" de la novela,  que acompaña al anciano en su viaje, sin saber muy bien por qué, y una historia extraña en la que a los gatos parlantes se les unen fantasmas, JohnnyWalker, el Coronel Sanders  y peces que caen del cielo... Todo contado con un preciosismo lleno de sensualidad, de sonoridad y donde no falta el sentido del humor.

Esta es una novela, probablemente si no la mejor novela del año pasado una de las tres mejores, que cuenta muchas cosas, pero también deja muchas cosas en el aire. No intenta explicarlo todo sino que, como los sueños, la obra deja una sensación onírica, que nos deja preguntándonos sobre lo que hemos leído, y que sobre todo nos deja con ganas de seguir leyendo a Murakami.


Javier Romero

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada