Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 87 visitantes 21/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



Jennifer Gobierno. Max Barry



Editorial:Tropismos

Colección: Tropismos
Fecha de edición: 10-2005
Encuadernacion: Rústica
323 páginas
ISBN: 978-84-96454-26-2
18,50 ?

Texto Contraportada

En la retorcida y divertidísima visión de Max Barry sobre el futuro próximo, el mundo está en manos de enormes empresas americanas (excepto unas pocas ilusas que se niegan a entrar en el juego, como las francesas); los impuestos son ilegales, los empleados toman sus apellidos de las empresas para las que trabajan; la Policía y la Asociación Nacional del Rifle (ANR) son empresas de seguridad con las que se comercia públicamente; el Gobierno sólo investiga delitos si puede pasarle la factura a un determinado ciudadano. ¡Es el paraíso del libre mercado! Hack Nike es un empleado de segunda a quien-no se le da demasiado bien negociar su salario. Así que cuando John Nike y John Nike, ejecutivos de la tierra prometida del marketing, le ofrecen un contrato, lo firma sin leerlo. Desgraciadamente, el nuevo contrato de Hack le obliga a cometer asesinatos con el fin de dar publicidad a unas nuevas zapatillas Nike de 2.500 dólares el par. Asustado, Hack va a la Policía, que entiende que lo que les está pidiendo es una subcontrata, y dan en arriendo el trabajo a la ANR.
Muy pronto, Hack se ve perseguido por Jennifer Gobierno. Jennifer es una mamá estresada, vigilante del mundo empresarial y agente gubernamental que lleva un código de barras tatuado bajo su ojo. Su principal objetivo es cazar a John Nike (el jefe del otro John Nike). En un mundo en el que el lugar que uno ocupa en el trabajo es vital, donde la posesión más preciada es una tarjeta de crédito de platino y el eslogan publicitario da paso a la artillería por la lucha de mercados, Jennifer Gobierno es quien protege los intereses del consumidor, el perro guardián del consumo procedente del infierno.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Amazon

Nuestra Crítica

La editorial "Tropismos", relativamente reciente, nos tiene alerta a muchos aficionados por determinadas obras que se cuelan en su colección, bastante interesantes, insólitas, y de un poder boca-oreja notable. Esto ocurrió con las dos novelas de David Mitchell ("Escritos Fantasma" y "Atlas de nubes", ambas muy recomendables), y esto ocurrió con esta Jennifer Gobierno.



La novela podemos meterla en este grupo de ciencia ficción que exagera el capitalismo para hacer una crítica social algo bárbara y bastante divertida, con una tradición en la que destacan clásicos como los de Pohl-Kornbluth ("Mercaderes del Espacio" o "El abogado gladiador") y recientes como "Leyes de Mercado" de Richard Morgan. Como tal sigue practicamente todas sus normas: personajes dentro del "sistema" que, de alguna forma, tienen que salir de él inintencionadamente para acabar luchando contra él y gobernarlo (para que nada cambie, claro) mientras conocen a otros muchos personajes. Max Berry muestra un mundo donde las personas se apellidan como la empresa para la que trabajan (haciendo irónicamente difícil distinguir algunos personajes) y en la que la pobre Jennifer Gobierno, heroína de la historia, procura que el ultracapitalismo se quede dentro de la ética, o al menos de la legalidad. Tarea imposible tal como se las gastan las multinacionales, que asesinan, chantajean, secuestran y lo que haga falta para conseguir publicidad histérica y efectiva sobre sus productos.



La historia la vemos mediante el punto de vista de varios, muchos, personajes que la pueblan, perfilados sólo lo suficiente excepto en el único memorable, Jennifer Gobierno. Narra a toda velocidad sacando los mejores trucos del hard boiled y del cyberpunk, y arrancando bastantes sonrisas en las partes más bárbaras, pero lo que no consigue es esa mezcla de tonos (romántico, melancólico, bestia) ni verdadero interés por el destino de sus personajes, algunos imposibles de comprender por mucha introspección de párrafos. Pero el grueso de la novela, la sátira, es realmente divertida, y Berry narra lo suficientemente bien como para no aburrirse en ningún momento.



Sin muchas pretensiones excepto la de hacerte pasar un buen rato, "Jennifer Gobierno" resulta una novela recomendable, siempre que sepamos de antemano con qué nos vamos a enfrentar: ciencia ficción ligera, de consumo rápido y sin trascendencia. Ideal para devorar entre tocho y tocho del mercado literario.
Carlos Jurschick

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada