Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 186 visitantes 19/11/2017
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT





Editorial:Minotauro

Fecha de edición: 03-2007
Encuadernacion: Rústica
Tamaño: 22 x 14 cm.
304 páginas
ISBN: 978-84-450-7631-6
15,00 ?


Otras obras del Autor/es
Tiempo de Marte
Ubik
La pistola de rayos
Cuentos completos II
Aguardando el año pasado
Cuentos completos III
Los clanes de la luna Alfana
Cuentos completos I
El hombre en el castillo
La invasión divina
Lotería solar
Nuestros amigos de Frolik 8
La penúltima verdad
Simulacra
Los tres estigmas de Palmer Eldritch
Una mirada a la oscuridad
¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Blade Runner
Cuentos completos IV
Cuentos completos V
El hombre en el castillo
Ubik
Fluyan mis lágrimas, dijo el policía
La pistola de rayos
Texto Contraportada

Valis es una historia de detectives en que Amacaballo Fat es el loco héroe que busca desesperadamente a Dios, y Dios un ser desaparecido y responsable del crimen definitivo.

Esta deslumbrante narración trata de teología, de comunicaciones extraterrestres y de las conspiraciones que amenazan a la humanidad en un mundo en que la realidad se revela a través de un rayo láser de color rosa.

En definitiva, Dick y su alter ego abren su mirada al porqué de nuestra existencia, a la presunta benevolencia de Dios y al futuro del universo.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Estudio en escarlata Amazon

Nuestra Crítica

Valis es un libro extraño.

No es extraño por su estructura, pues al fin y al cabo se limita a enumerar los acontecimientos de la vida de Amacaballo Fat mientras se van sucediendo. Tampoco es extraño en cuanto al estilo, pues éste destila el nombre del autor en cada línea. Y ni siquiera lo es por el tema, porque, salvo la guerra, en Valis se dan cita los temas recurrentes en la obra de Dick: Dios (o una consciencia superior al uso), la religión, la naturaleza de la realidad, las drogas alteradoras de la conciencia y el más simple y llano envoltorio mundano que uno pueda concebir, directamente sacado de la calle de al lado.

Pero es extraño porque nada es lo que parece. El autor, con su habilidad inherente, nos induce a dudar de todo, de todos. Nos lleva de la mano al límite racional de la paranoia, e intenta que veamos el mundo tal y como lo ve el protagonista. Y, créanme, es una visión perturbadora.

Amacaballo Fat vivía tranquilo, y literalmente nadando en drogas, hasta que su mejor amiga le cuenta que ha tomado la firme decisión de suicidarse. Este acontecimiento, junto con la despersonalización propia de las drogas psicoactivas, provoca en Fat una desmenuzada y pormenorizada epopeya demencial que le lleva a ver a Dios, ser tomado por loco -con el correspondiente ingreso en una instalación psiquiátrica-, y escribir una teofanía completa inducida por su revelación, mientras sus amigos asisten impotentes al desarrollo de los acontecimientos.

Nada de lo que pueda decir en esta reseña escaparía a la definición de spoiler, así que me limitaré a decir que este libro no es, ni por asomo, carne de scifi-fan. De hecho, me cuesta encontrar alguna característica del género en él. Así, es un libro para leer con la mente abierta. Sin prejuicios, sin expectativas. Dejarse llevar por el alucinado relato de Fat es, paradójicamente, mucho más sensato que intentar encontrar un sentido usual al libro.

Olvídense de los prejuicios, las ideas preconcebidas e incluso la reputación del autor.

No las van a necesitar.

Alberto Mut

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Recomienda esta página a un amigo

Volver a la portada