Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 24 visitantes 21/6/2018
SECCIONES
NOTICIAS
ARTÍCULOS
RESEÑAS
SUPERVENTAS
ÚLTIMAS NOVEDADES
FICHAS DE LIBROS
AGENDA
CONCURSOS
TIRAS CÓMICAS
REDTALES
NOTICIAS 28-D
ENLACES
PREMIOS RECIBIDOS
CONTACTO
StardustCF en tu PDA
Síguenos en:
¿Quieres estar al día de las novedades?. Suscríbete a Stardust





Afiliate a la AEFCFT



NOTICIAS DE CIENCIA FICCION, FANTASIA Y TERROR
10/1/2018 «Tener una vida» de Daniel Jándula en Barcelona
EL proximo miércoles q7 de enero tendrá lugar la presentación en Barcelona de Tener una vida de Daniel Jándula, escritor malagueño afincado en Catalunya desde hace once años.

Barcelona
Lugar: Llibreria Gigamesh (C/ Bailén 8)
Día y hora: Miércoles, 17 de enero, a las 19 horas
Presenta: Anna Maria Iglesias

El acto de Barcelona serán el sexto de la larga ruta de presentaciones en la que Daniel Jándula viajará con Tener una vida por diferentes puntos de España: Calafell, Terrassa, La Coruña, Pontevedra, Barcelona, Madrid, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Granada, Úbeda, Vilanova i la Geltrú…, pues todos los esfuerzos nos parecen pocos para que esta ensimismada y singular novela sobre la tentación de desaparecer sea descubierta por los lectores.

Tras varios años instalado en la apatía, el protagonista sin nombre de Tener una vida decide marcharse al otro extremo del mundo, con la esperanza de dotar a sus días de un sentido que la rutina le ha negado siempre. Sin embargo, al despertar la mañana de su partida, descubre que ha perdido el vuelo y que el avión donde debía viajar ha desaparecido en el mar sin dejar rastro. La condición de fantasma de este flâneur inmóvil del siglo XXI, que recuerda al funcionario de Memorias del subsuelo de Dostoyevski, se complica todavía más cuando en la pared del salón de su casa aparece un agujero que comienza a tragarse, selectivamente, las pocas pertenencias que aún le quedan. Mientras lucha por entender el porqué de este inquietante suceso (con la ayuda de Héctor, un extravagante físico solar que vive en el piso de al lado), el narrador trata de ordenar sus emociones y recuerdos, especialmente los que le ha dejado su relación recién terminada con Lidia, tal vez la única persona capaz de ayudarle a recuperar su entereza. Aunque el lector intuirá pronto que el claustrofóbico conflicto de esta singular novela, escrita con el entusiasmo de Aira por la brevedad y el gusto por lo insólito de Levrero, revela mucho más que lo que el personaje va a averiguar: el vacío del hombre sin atributos de nuestro tiempo, la fragilidad de la memoria individual o la necesidad de aferrarnos a la imaginación para sobrevivir a lo que amenaza con engullir nuestro futuro.



Desde que hace poco más de un mes, Tener una vida empezó su andadura, ya ha conseguido despertar el interés de lectores de gustos tan dispares como Alberto Olmos, David Monteagudo y Francisco Martínez Bouzas.



Olmos (que incluye “Tener una vida” en su lista de los mejores 25 libros del año) dice: “El libro empieza así: “En la pared del salón de mi casa hay un agujero que no deja de crecer.” El agujero crece durante 122 páginas, más o menos al ritmo de la fascinación que como lector he sentido por el relato que se conformaba ante mis ojos. La última frase del libro no la puedo citar -sería una jugarreta-, pero me atrevo a decir que es uno de los cierres más brillantes que he leído en mucho tiempo. Vamos, que me leí el libro de un tirón, me gustó casi en cada página, la frase final me hizo repensar lo leído y encima he estado varios días paladeando la fantasiosa fábula que propone”.



Monteagudo dice: “Es una pequeña joya, una obra brillante, profunda y madura, que se encuadra en la noble tradición de la literatura introspectiva: el desconcierto de quien no entiende bien el mundo ni sabe desenvolverse en él, explicado con gran inteligencia y lucidez, y una sinceridad casi brutal . Cuando el narrador recrea episodios de su infancia, la novela alcanza gran belleza conceptual y formal. Hay momentos en que “Tener una vida” vuela muy alto”.



Martíne Bouzas dice: "Una novela enteramente ficcional que surge entre la memoria y la disolución, la tragedia y la farsa, alejándose en lo posible de la autoficción, pero no de la introspección. Un libro asentado en la literatura imaginativa, cuyo mayor aliciente es, sin duda, el de hacernos pensar. Pensar en tener una vida y poder apresarla"

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Envía un comentario









¿Recordamos tu información personal?




Por favor, para evitar spam, escriba los caracteres arriba mostrados:




ULTIMAS NOTICIAS
Recompensas para Cesar Mallorqui y David G. Panadero
El pasado 19 de enero, aniversario Edgar Allan Poe (1809), Patricia Highsmith (1921) y Thierry Jonquet (1954), fueron anunciadas las recompensas de 2018 de la librería madrileña Estudio en Escarlata, ...

Candidatos al premio Philip K. Dick

Se han anunciado los finalistas al premio Philip K. Dick, que se otorga anualmente al mejor libro editado directamente en formato de bolsillo en Estados Unidos, y que organizan la Philadelphia Science ...

«Tener una vida» de Daniel Jándula en Barcelona
EL proximo miércoles q7 de enero tendrá lugar la presentación en Barcelona de Tener una vida de Daniel Jándula, escritor malagueño afincado ...

A la venta el número 2 de la revista Windumanoth
El segundo número de la Revista Windumanoth ya está disponible para su venta por correo. Contiene una entrevista con Joe Abercrombie realizada durante el pasado Celsius, ademas de entrevistas con Aranzazu ...

El niño que quería ser un Goonie en Kelonia
La editorial Kelonia ha publicado en su colección Kelonia Ficción, El niño que quería ser un Goonie de Víctor Blázquez. Es una novela de ...

Recomienda esta página a un amigo