19 de abril de 2005

Memorias de lecturas (23)

Iain M. Banks es conocido por los aficionados sobre todo por su serie sobre la Cultura, a la que no parece pertenecer esta novela, aunque podría encajar perfectamente en la serie. Esta es una novela en la que es muy complicado entrar, y no solo por que casi un tercio de la misma este escrita en un lenguaje fonéticamente comprimido, fácilmente entendible por los adictos al SMS, pero que al resto nos devuelve a los días de nuestras primeras lecturas. Pero pocas veces el esfuerzo se ve tan recompensado como en esta obra realmente brillante que nos trae a un Banks en plena forma, aunque quizás no sea la mejor novela para empezar a leer a este autor, y que nos transporta a una Tierra, en un futuro muy lejano, en la que la humanidad hace mucho que marchó a las estrellas dejando tras de sí los restos de su desarrollo tecnológico, en la que la realidad virtual, la nanotecnología, la ingeniería genética y la inteligencia artificial se combinan para crear un futuro absolutamente extraño para nosotros.

0 Commentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Inicio