22 de abril de 2005

Memorias de lecturas (24)

Tras terminar El Artefakto de Banks, me vi ante la disyuntiva de cargar para el fin de semana con la última entrega del ciclo Barroco de Stephenson, La Confusión, un tocho de casí 500 páginas sabiendo que durante el fin de semana, con dos celebraciones familiares, casí no iba a poder dedicar tiempo a la lectura. Así que como voy sobrado con el plazo de entrega de las reseñas para Solaris, decidí llevarme esta novelita, La noche del ojo de Timun Mas, que tienen la gentileza de enviarme casi todo lo que publican, para darle un tiento a una nueva trilogía de la Dragonlance de la que llevaba sin leer nada desde hace muchos años.
Y la verdad es que la novela esta entretenida, no es que sea para tirar cohetes, pero se lee de un tiron y no y no insulta a la inteligencia del lector. Las andanzas del joven aprendiz de mago enfrentado a su familia y las conspiraciones que se tejen alrededor de un extraña alineación de las Lunas que están a punto de suceder, resultan interesantes y están bien narradas, en especial las descripciones del proceso de aprendizaje de la magia, a las que se presta una especial atencion. Lo pero un final abrupto y precipitado que no encaja con el resto de la novela.

0 Commentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Inicio