27 de abril de 2005

Memorias de lecturas (25)

Reconozco que me tiene enganchado la historia de la transición de la Europa antigua apoyada en la alquimia y la religión a la Europa Moderna de la ciencia y la razón, qeu Stephenson no sta narraadno en esta monumental obra. En esta ocasión el peso de la misma recae sobre todo en Eliza, la joven de Qwghlm, y los hermanos Shaftoe, Bob y Jack.
Esta nueva entrega resulta, por el momento, mucho más entretenida que los tres volúmenes de Azogue, ya que gracias al inteligente uso de la elipsis y del “cliffhanger” que hace Stephenson, se lee de un tirón. Sin como bien dice Gene Wolfe en la portada, Stephenson “trata la historia como si fuera ciencia ficción”, yo añadiría que se trta de ciencia ficción “hard”.
Por cierto, si los prólogos de Miquel Barceló suelen ser prolíficos en “spoilers” del contenido de la novela, en esta ocasión el propio texto de la contraportada cuenta casi todo lo que el pasa a uno de los personajes principales a lo largo de todo este volumen.

0 Commentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Inicio